El BCE contempla una recesión en la Eurozona en 2023 si se corta el gas ruso

Fráncfort (Alemania), 8 sep (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) cree que la Eurozona podría afrontar una recesión en 2023 si la situación energética empeora, incluyendo un corte total del suministro de gas ruso que no se compensará con combustible procedente de otros países.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, ha insistido en que el escenario base de la institución no contempla una recesión, sino un crecimiento del 0,9 % en 2023 y del 1,9 % en 2024.

Sin embargo, también se ha diseñado un escenario adverso, en el que se produce un cierre total del suministro de gas ruso, que no sería compensado con gas procedente de otros países y que conllevaría restricciones en su consumo en la Eurozona.

Este escenario -que, ha insistido, “difiere de la situación actual”- prevé un crecimiento de la economía de la Eurozona del 2,9 % este año, una contracción del 0,9 % en 2023 y de nuevo un crecimiento del 1,9 % en 2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seis + dieciseis =