¿Mirar al pasado en educación, es factible?

Renzo Delgado

Retrotraernos al pasado para avanzar es muy conveniente; si no ves el pasado como referente no podrás construir tu futuro; pero ojo, las experiencias podrían ser traumáticas una y otra vez, si te detienes en el pasado. La educación no puede estar al servicio de instituciones cuyo lastre deja mucho que desear.

La oración siguiente es el colofón al acuerdo realizado el 16 de junio de 1954, entre el Estado dominicano y la Iglesia Católica de la Republica Dominicana.

¨Oh Señor, salva a la República y a su Presidente.

R. Y escúchanos el día que te invocamos.

V. Salva a tu pueblo, oh Señor, y bendice tu heredad.

R. Y gobierne sobre ellos y exáltelos para siempre.

V. Señor, escucha mi oración.

R. Y que mi clamor llegue hasta ti.

V. El Señor está contigo.

R. Y con tu espíritu.¨

Pareciera que no han pasado casi 70 años del mismo, aun medra en el ambiente político, social, económico, religioso y empresarial la mano casi santa de la Madre Iglesia.

El anuncio hecho en conjunto por el Ministerio de Educación de la República Dominicana (MINERD) y la Iglesia Católica, a través de la Arquidiócesis de Santo Domingo, no pudo ser más traumático, y lo es porque se realiza cuando el gobierno, a través de su representante, no puede imponer el simple y sencillo cierre del periodo educativo por navidad, pues los docentes no se someten a ninguna autoridad, siempre que ésta trate de mejorar. Lograron firmar ocho acuerdos particulares para la cogestión de 17 centros educativos que beneficiarán a más de 6,000 estudiantes de los niveles de educación inicial, primaria y secundaria del Gran Santo Domingo y Monte Plata.

Ahora el gobierno busca un terreno, hace la escuela, la equipa, si es un politécnico, bienvenido sea, nombra los docentes y cada mes le paga; eso sí, la iglesia tiene autoridad para practicar todo tipo de vejámenes al personal, extorsionándolo, porque tiene las tarjetas y además le cobra a los muchachos algo para el mantenimiento de la planta física, y mantiene el negocio de la fe a cuarta de chuleta.

La ciencia no es bien ejercida por la iglesia, porque aquélla no se somete al dogma y cada vez que surgen discusiones en torno a la fe y a la ciencia, en República Dominicana, nos arrodillamos ante la fe, aun sabiendo que la receta de este tipo y en otro tiempo no resultó, porque a través del Concordato se le quitó a la educación la criticidad, reflexividad, el apego al método científico, a la discusión social de los problemas educativos. Eso sí sirvió también para que el clero siga orando y rezando para que los presidentes sean bendecidos, al seguir siendo gobierno.

A la fecha de hoy han pasado a formar parte de este convenio 138 centros educativos, a nivel nacional; y estos nuevos ocho convenios particulares se suman 17 nuevos centros educativos, que serán congestionados por la Arquidiócesis de Santo Domingo, la Congregación Hermanas del Santo Rosario, la Congregación Hermanas del Rosario, la Congregación Hermanas Misioneras de Jesús, el Movimiento de Escolares

Obra de María (Rama Femenina), la Congregación Hermanas Misioneras del Corazón de Jesús, la Congregación Hermanas de Jesús, la Congregación Hijas de María Escuelas Pías y la Congregación de la Misión de San Vicente de Paúl. Este nuevo acuerdo muestra una vez más que el gobierno no tenía una política educativa pensada y adecuada durante los 20 años de oposición y está improvisando una vez más.

La iglesia debe regentear la fe, los sacramentos, el vino, la ostia, las procesiones, el rosario, y afines. La educación es y debe ser regenteada por el estado y cuya responsabilidad la tiene el ministerio que debe formar gerentes educativos, educadores desde ISFODOSU, que mejoren la educación, investigadores educativos que proyecten sobre los problemas de la educación y den respuestas a los problemas, y secretarios de escuelas que conozcan las intríngulis administrativas que se derivan en el ejercicio de lo relativo a sus funciones.

La oración que se expuso al inicio del artículo dice en el primer verso:

¨Oh Señor, salva a la República y a su Presidente.¨ Parafraseando y haciendo el responso, los pastores de la iglesia dicen:

¨Para que éste siga dándonos otras escuelas y gestionar por In Saecula Saeculorum¨ (Por los siglos de los siglo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + 2 =