Rusia gana la guerra económica a Occidente, según el rotativo británico The Guardian

Rusia gana la guerra económica a Occidente, según el rotativo británico <em>The Guardian</em>

Bajo la lupa

Alfredo Jalife-Rahme

A 100 días de la guerra en Ucrania, su presidente jázaro y comediante de profesión, Volodymir Zelensky (VZ), se jacta de estar a punto de propinarle una derrota a la superpotencia de misiles hipersónicos nucleares, Rusia (https://bit.ly/3zlXU5R).

La esposa de Zelensky comentó sin rubor que su hijo de nueve años (sic) daba consejos militares a su padre (https://bit.ly/3taTSth), lo cual es notorio en el campo de batalla cuando Ucrania ha perdido más de 20 por ciento de su territorio y está a punto de quedarse sin salida al mar Negro después de la caída de Mariupol y la inminente toma de Odesa.

El ex presidente ruso, hoy vicesecretario del Consejo de Seguridad, Dmitry Medvédev, advirtió que el empecinamiento de VZ a no negociar con Rusia desembocaría en mayores pérdidas ucranias, en pérdida de territorios y eventualmente podría provocar la “pérdida total de la soberanía de Ucrania (https://bit.ly/3GNDHHZ)”.

Larry Elliott (LE), editor de economía del rotativo británico The Guardian, muy cercano al globalista George Soros, reconoce que “Rusia está ganando la guerra económica y Putin todavía no está dispuesto a retirar a su ejército (https://bit.ly/3Q0nhzY) ”.

Ahora se entienden las jeremiadas del jázaro George Soros en el Foro Económico Mundial de Davos –que controla con su infatuado y dislocado aliado, el alemán globalista Klaus Schwab (https://bit.ly/3tfkeu7)– angustiado y asustado frente a la alianza de Rusia y China, a quienes estigmatiza, sin sustento alguno, como enemigos de la civilización globalista, en las páginas de Project Syndicate, al que también lubrica económicamente (https://bit.ly/3MhZDw2). La atroz incultura y la infatuación onanista de Soros ignoran que la civilización china es anterior a la de cualquier país de “Occidente ( Whatever that means)”, por lo menos 4 mil años.

Fuera de las alucinaciones solipsistas de VZ, Twitter y la dupla filosionista Televisa/Univisión (paleros de Zelensky), que aseveran que el “agónico Putin recibe una paliza militar, la realidad de la guerra híbrida (https://bit.ly/3McTj8Y) contrasta con la tóxica guerra de propaganda en la que sí ha sido notablemente exitosa la dupla anglosajona de EU/Gran Bretaña. A confesión de partes, relevo de pruebas. LE confiesa que desde que Occidente lanzó su guerra económica contra Rusia, no va de acuerdo con su plan. Al contrario, las cosas van muy mal.

Nada nuevo: aquí comenté la resiliencia (https://bit.ly/3tfNjpr) de la economía y el rublo, hoy la divisa mejor cotizada del planeta, lo cual resume y rezuma uno de los parámetros a seguir (https://bit.ly/3mdCCQ3) de mi tesis sobre la guerra hibrida en curso (https://bit.ly/3McTj8Y).

El filoglobalista LE confiesa que las sanciones han tenido el efecto perverso de incrementar el costo de las exportaciones de petróleo y gas de Rusia, lo que en forma masiva impulsó su balanza comercial y financia su esfuerzo bélico. En los cuatro primeros meses de 2022, el superávit de la cuenta corriente de Rusia alcanzó 96 mil millones de dólares: ¡tres veces más que el mismo periodo del año anterior!

Tampoco Rusia tiene dificultad alguna en encontrar mercados alternativos para su energía cuando las exportaciones de petróleo y gas a China en abril se incrementaron 50 por ciento, lo cual tampoco es novedad, sin contar los descuentos oleosos de los que goza India. ¡Hasta el errático presidente Biden, en forma inverosímil, busca comprar petróleo ruso con un buen descuento (https://bit.ly/3mxZsSV), con tal de intentar frenar la ominosa estanflación que muy probablemente lo castigará en las urnas electorales en cinco meses!

Llamó la atención que Lula da Silva, poderoso ex presidente de Brasil, máxima potencia de Latinoamérica, haya arremetido contra Biden por otorgar 40 mil millones de dólares a Ucrania para proseguir la guerra, en medio de la carencia de alimentos para bebés en Estados Unidos: Biden nunca ha hecho un discurso para dar un dólar (sic) a quienes padecen hambruna en África, lo cual “¡es intolerable (https://bit.ly/3NSYUT1)!”.

¡Se le vino el mundo encima a Biden!