Alimentos que suben el azúcar en la sangre y que conviene evitar

Una de las preocupaciones que tienen las personas hoy en día está relacionado al contenido de azúcar en los alimentos que ingieren a diario para evitar los niveles altos de glucosa en la sangre  y por ende adaptarse a un régimen alimenticio saludable. 

El índice glucémico es un concepto que nos ayuda a clasificar los alimentos según su impacto sobre el nivel de glucosa en la sangre después de consumirlos, en una escala de 0 a 100. Se suele decir que es la velocidad con la que los alimentos ricos en carbohidratos se absorben y elevan la glucemia (presencia de glucosa en la sangre).

Cuando tiene diabetes, es posible que tengas niveles altos de azúcar en la sangre (hiperglucemia) o niveles bajos de azúcar en la sangre (hipoglucemia).

La mayoría de los problemas con los niveles altos o bajos de azúcar en la sangre pueden manejarse en el hogar bajo una dieta preferiblemente consultada con tu médico.

Por esto es importante conocer cuales alimentos que tienen mayor índice glucémico, es decir, aquellos alimentos que elevan en mayor medida los valores de glucemia después de ser consumido.

Harinas refinadas y pasta Los cereales son carbohidratos que, al ser metabolizados por tu organismo, se convierten en glucosa, lo que aporta energía a tu cuerpo. Sin embargo, su consumo excesivo puede generar un alto contenido de este azúcar en tu sangre, aumentando el riesgo diabético. También los hidratos de carbono con almidón los cuales incluyen el arroz,  pan, las patatas, el maíz y otros alimentos elaborados con cereales.

Lácteos: Todos los derivados de la leche que no estén descremados deben ser eliminados de la dieta de personas diabéticas, como: margarina, yogur, queso y nata, según CuidatePlus.

Azúcares añadidos: Los alimentos con azúcar añadido (como pasteles, galletas y refrescos) aumentan rápidamente el azúcar en sangre. Es posible ver escritas las palabras “azúcar, jarabe de maíz, dextrosa, sacarosa o fructosa” en las etiquetas de los productos.

Jugos de fruta naturales:  Con los jugos naturales, aunque son saludables, en la diabetes se debe tener un poco de cuidado. En algunos casos, el jugo de fruta natural puede llegar a tener más azúcar que una gaseosa. Además, el alto contenido de fructosa puede afectar la función de la insulina en el cuerpo.

Grasas saturadas y trans:  Las dietas con alto contenido en grasas saturadas y trans pueden elevar el nivel de azúcar en sangre y aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Comer más grasas insaturadas, como las que se encuentran en el aceite de oliva y los aguacates, puede ayudar a reducir el azúcar en sangre.

Otros de los alimentos no recomendados son:

  • Miel
  • Fideos
  • Puré de papas
  • Cereales azucarados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =