Servicios de seguridad rusos: mayor parte de la población ucraniana es víctima de la OTAN

MOSCÚ.— La mayoría de la población ucraniana quiere vivir una vida pacífica, pero se convirtió en víctima de la política agresiva de la OTAN, declaró a Sputnik el director del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia (SVR, por sus siglas en ruso), Serguéi Narishkin.

«Comprendemos que la mayoría de la población ucraniana son personas normales que quieren vivir una vida pacífica, pero estas personas se convirtieron tanto en rehenes, como en víctimas del régimen totalitario de Kiev y en víctimas de la política agresiva de la OTAN, una política que hoy representa la amenaza principal para la estabilidad y la seguridad en Europa y más allá», dijo.

Narishkin destacó que Occidente está ampliando el volumen de armas suministradas a Kiev, lo que se debe a la determinación de EEUU y sus aliados de luchar contra Rusia hasta el último ucraniano.

«Si hablamos de Rusia, entonces, sin duda, no querríamos hacer la guerra hasta el último ucraniano», afirmó.

La OTAN contra Rusia

Narishkin afirmó que EEUU aplica cada vez más fuerzas para mantener la unidad de los países de la OTAN para la agresión contra Rusia.

«Los estadounidenses tienen que gastar cada vez más esfuerzos para mantener a los países de la alianza en las filas unidas en torno a la agresión de la OTAN contra Rusia», señaló.

Agregó que si uno de los aliados muestra dudas, «se le pone en su lugar al mismo instante con mano dura». Asimismo Narishkin especificó que «por ejemplo, esto fue lo que pasó cuando el canciller de Alemania, Olaf Scholz, mostró dudas».

El 25 de enero, las autoridades de Alemania dieron luz verde al suministro de 14 tanques Leopard 2 a Ucrania, así como decidieron emitir los permisos de transferencia correspondientes a los países socios que deseaban entregar estos tanques de sus existencias a Ucrania.

Poco antes de la decisión, Scholz subrayó que la disposición alemana de enviar sus tanques a Ucrania depende de los pasos por parte de Washington y los aliados de la OTAN. Sin embargo, Berlín fue el primero en anunciar públicamente la decisión positiva, y solo después del hecho, el presidente de EEUU, Joe Biden, declaró la misma decisión respecto a los tanques Abrams.

Numerosos países condenaron la operación militar que Rusia lleva a cabo en Ucrania desde el pasado 24 de febrero y apoyan a Kiev con suministros de armas, donaciones, ayuda humanitaria y sanciones contra Moscú.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, declaró que Moscú considera el envío de tanques a Kiev como una implicación directa de Occidente en el conflicto en Ucrania. Rusia envió notas de protesta a todos los países que suministran armas al país vecino.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, advirtió que cualquier cargamento con armas para Kiev se convertirá en un blanco legítimo para las Fuerzas Armadas rusas.

(Sputnik)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =