Moscú alerta a Polonia que responderá ante incremento de fuerzas de la OTAN

¿Está la OTAN iniciando los preparativos para atacar a Rusia?

Moscú, 11 jun (EFE).- Rusia dará una respuesta proporcional y adecuada al incremento de las fuerzas de la OTAN en Polonia, declaró hoy el director del Tercer Departamento Europeo del Ministerio de Exteriores ruso, Oleg Tiápkin.

“No podemos y no vamos a observar impasibles el incremento de las fuerzas de la OTAN en Polonia. Como siempre, la respuesta será proporcional y adecuada, dirigida a neutralizar las potenciales amenazas a la seguridad de Rusia”, afirmó en una entrevista a la agencia rusa Interfax.

Polonia, que espera lograr de la próxima cumbre de la OTAN en Madrid más apoyos por la campaña militar rusa en Ucrania, cuenta con grupos de combate de la Alianza Atlántica desde 2017, con un contingente de más de 10.000 soldados de países occidentales.

Tiápkin recordó que “mucho antes del Maidán en Kiev de 2014, que se convirtió en el disparador que activó la espiral de acontecimientos trágicos en Ucrania, los sucesivos gobiernos de Polonia, independientemente de su color político, cada vez más insistían en el ‘fortalecimiento del flanco oriental de la OTAN'”.

Algo, señaló, que incluía el emplazamiento de contingentes de la Alianza Atlántica en su territorio.

“Realmente, jamás las relaciones entre Rusia y Polonia habían sido tan tensas en toda la historia moderna. Y no son así por culpa nuestra”, dijo.

El diplomático no descartó la posibilidad de una reducción de las relaciones diplomáticas o incluso la ruptura de estas, pero aseguró que Rusia no será quien provoque esto.

“Naturalmente, nos orientaremos en base a la situación corriente”, señaló.

Según Tiápkin, “Polonia es un promotor furibundo de la cruda presión de sanciones contra Rusia y de la ruptura no solo de los contactos políticos, sino de los económicos e incluso los culturales”.

Denunció que en los medios polacos se ha desatado una agresiva campaña rusófoba.

“Durante los últimos tiempos Varsovia ha dado una serie de pasos inamistosos, que incluyen la expulsión masiva y no argumentada de diplomáticos rusos en marzo de este año”, recordó.

El diplomático ruso subrayó la convicción de Moscú de que “en nuestras relaciones bilaterales con Polonia no hay problemas sin solución”.

“Hemos hecho llegar regularmente esa idea simple a nuestros socios en Varsovia, al destacar que basta con un poco más de sentido común y un poco menos de prejuicios ideológicos, para que las cosas mejoren poco a poco”, observó.

Sin embargo, lamentó que desde 2012 “nuestros colegas polacos muestran una sordera absoluta ante este enfoque y han tomado rumbo al total desmontaje de toda la infraestructura de relaciones edificada durante largos años”.