La amenaza más grave para EEUU: Rusia toma una medida dura que asusta a Washington

Medvédev sobre posible envío de armas rusas a terceros países: El enemigo de EE.UU. es nuestro amigo

Rusia está cambiando radicalmente su política exterior, y ya no son sólo conjeturas y suposiciones: El jefe adjunto del Consejo de Seguridad de Rusia, Dmitry Medvedev, anunció este hecho al comentar la declaración de Vladimir Putin sobre las consecuencias que Occidente puede enfrentar por seguir ayudando a Ucrania.

Sin embargo, no sólo la declaración del presidente fue notable y sin precedentes: los expertos llamaron la atención sobre lo que estaba sucediendo «entre bastidores».

¿Qué dijo Putin?

En una reciente gran reunión con medios extranjeros, el presidente ruso Vladimir Putin dijo que Moscú podría comenzar a suministrar armas a países en guerra con estados que suministran armas a Ucrania.

«Si alguien considera posible suministrar tales armas a una zona de combate para atacar nuestro territorio y crearnos problemas, ¿por qué no tenemos derecho a suministrar nuestras armas de la misma clase a aquellas regiones del mundo donde se realizarían ataques a objetivos sensibles de aquellos países que lo están haciendo contra Rusia? La respuesta puede ser asimétrica. Bueno, piénsenlo», recalcó el presidente.

Dmitry Medvedev, al comentar la declaración de Vladimir Putin, se refirió a que Rusia permitirá por primera vez el envío de armas rusas a regiones en guerra con estados que suministran armas a Ucrania. Señaló que las armas rusas podrían transferirse a aquellas fuerzas que están en conflicto con Estados Unidos y los países de la OTAN.

Medvedev subrayó que se trata de un cambio significativo en la política exterior rusa. El expresidente y actual vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, ha expresado este jueves que los países que consideran enemigo a EE.UU. son amigos de Moscú.

“Los yanquis y sus sabuesos perros europeos creen que pueden transferir cualquier arma a Ucrania y que otros países no pueden ayudar a Rusia. Los destruiremos de todas las formas posibles”, escribió en Telegram.

«Que EE.UU. y sus aliados sientan ahora el uso directo de armas rusas por parte de terceros. […] Independientemente de sus creencias políticas y reconocimiento internacional. Su enemigo es EE.UU., así que son nuestros amigos«, escribió en su cuenta de Telegram. 

Sin embargo, la situación dependerá de las medidas que tome Rusia. Porque Occidente ya está cruzando activamente las líneas rojas establecidas, creyendo que no habrá respuesta de Moscú.

La amenaza más seria

Según el observador político Andrei Perla, las palabras de Putin y Medvedev son la amenaza más grave a la seguridad estadounidense desde la crisis de los misiles cubanos.

“Las armas rusas de alta tecnología en manos de quienes defienden su independencia de Estados Unidos pueden cambiar la situación en diferentes partes del mundo. Por ejemplo, los hutíes en Yemen podrían utilizar misiles rusos tierra-mar contra la flota estadounidense y lo mismo podrán hacer los iraníes o Hebolla en el Líbano «.

El coronel retirado y observador militar Viktor Baranets señaló que las palabras de Putin no son sólo una advertencia, sino un movimiento real en esta dirección. Según él, desde hace mucho tiempo se llevan a cabo negociaciones entre Rusia y Venezuela, entre Rusia y Cuba, sobre el regreso a Cuba después de la traicionera salida. Los cubanos y Venezuela, según él, ya están empezando a cambiar sus políticas y temen menos los dictados estadounidenses.

Baranets también llamó la atención sobre los ejercicios planeados entre Rusia y Cuba en el Caribe.

“Si los chinos también se unen allí, provocará gritos salvajes en Washington. Gritarán, tal vez incluso interferirán físicamente, pero si aparece al menos una base militar en Cuba, esto significará que una afilada bayoneta rusa apuntará al gordo «quinto punto» de Estados Unidos, agregó.

Avia





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 12 =