Anuncian a cuántos segundos estamos en el reloj del juicio final

Anuncian a cuántos segundos estamos en el reloj del juicio final

Los miembros del Boletín de Científicos Atómicos de la Universidad de Chicago han llevado a cabo una ceremonia para anunciar la nueva hora del denominado reloj del Apocalipsis o reloj del fin del mundo a 75 años de su creación.

“Nuestra decisión de mantener el reloj del juicio final a 100 segundos para la medianoche es una clara advertencia al mundo: Tenemos que alejarnos del umbral de la perdición”, concluyeron los miembros del Boletín de Científicos Atómicos a tiempo de recordar que es imperativo trabajar unidos para retroceder el reloj antes de que sea demasiado tarde.

Las manecillas de este reloj nunca habían estado tan cerca de la medianoche. Desde su creación, el reloj del juicio final ha actuado como una metáfora de lo cerca que está la humanidad de la autoaniquilación y también ha servido como un llamado a la acción para invertir las manecillas, que antes se habían movido hacia atrás.

Este reloj con un nombre tan estremecedor es un invento del Bulletin of the Atomic Scientists —en español, Boletín de los Científicos Atómicos— una publicación académica dedicada a tratar temas relacionados con la amenaza nuclear, las armas de destrucción masiva o el cambio climático, y surgió a modo de respuesta a la primera vez que se utilizó un arma nuclear.

Cuando se creó, en 1947, sus manillas comenzaron señalando siete minutos para el juicio final. Dos años más tarde, cuando la Unión Soviética llevó a cabo el primer ensayo de su bomba, el minutero pasó a marcar tres minutos para el fin del mundo. En 1953, cuando EEUU y la URSS pusieron a prueba sus primeras armas termonucleares, pasó a mostrar dos minutos para el desastre total.

Desde 1960, las manillas del reloj se han ido adelantando y retrasando. Inicialmente, el reloj mostraba únicamente el tiempo que le quedaba a la humanidad para que se iniciase una guerra nuclear a gran escala, pero con el paso de los años, el reloj ha comenzado a tener en cuenta otros factores, como el cambio climático.

Cada año que se ajustan las manecillas del reloj del juicio final, los expertos del Boletín de los Científicos Atómicos asesoran sobre cómo reducir y mitigar esas amenazas para retrasar el minutero.