Madres e hijas célebres que se odian a muerte

Madres e hijas célebres que se odian a muerte

Alejandra Guzmán y Frida Sofía; Noelia y Yolandita Monge, Sylvia Pasquel y Silvia Pinal y Rocío Carrasco y Rocío Flores.

Las relaciones de estas famosas se deterioraron tanto,  que no se pueden ver ‘ni en pintura’, a pesar de ser madres e hijas.

Para cualquier mujer convertirse en madre es una de las mayores bendiciones que pueden experimentar. Pero, ¿qué pasa si cuando crecen esas criaturas que llevaron en el vientre por casi 9 meses se convierten en sus mayores enemigas? Este ha sido el caso de varias figuras del entretenimiento, que, por diversas razones se alejaron de sus vástagos, y en el algunos casos han sido sus peores detractores de forma pública.

El ejemplo más reciente es el de Alejandra Guzmán y Frida Sofía, quienes desde meses han demostrado tener una mala relación. La intérprete de “Hacer el amor con otro” rompió el silencio ante las acusaciones abuso sexual de su hija hacia su padre, Enrique Guzmán.

“Como madre he hecho todo lo que he podido para ayudar a mi hija, para acercarme a ella sin necesidad de cámaras y de los medios, es delicado, es muy triste ver a mi padre… Te ofrezco Frida arreglar esto de la mejor manera, buscar un buen terapeuta, alguien que nos pueda ayudar, yo sé que podemos, te ofrezco mi corazón y todo mi amor porque yo te parí”.

Agregó: “Pongo las manos al fuego por mi padre, que me ha dado y enseñado a trabajar y es un ejemplo para mí. Es un gran hombre”.

Horas después, Frida respondió a su madre y sacó a la luz otros supuestos dramas familiares.

Este no ha sido el único caso que se ha vivido en la familia.

La bioserie Silvia frente a ti (Televisa) sobre la vida de Silvia Pinal destapó la explosiva revelación de que la diva se peleó con su hija Sylvia Pasquel por el amor de un hombre, Fernando Frade.

De acuerdo con la periodista Karen Hernández Pasquel conoció a quien posteriormente sería su marido en 1983 y sostuvieron un romance de dos años.

Pinal estaba recién divorciada de Enrique Guzmán y aunque era una década mayor que Frade entablaron un romance. La historia quedó plasmada en el libro autobiográfico Esta soy yo: Silvia Pinal, donde la diva confiesa que dejó a Frade por sus problemas de alcohol y explica que no conocía la relación entre él y su hija . “Me dolió mucho, pero me dio más coraje con ella, nos odiamos a muerte y le dejé de hablar durante muchos años”, reveló Pinal.

Si embargo, Pasquel ha desmentido dicha versión en entrevistas. “Lo que mi madre no cuenta en su libro es que ella me lo bajó primero. Fernando y yo éramos novios, de pronto me entero que andaba con mi mamá, odié a mi madre”.

A pesar del escándalo Pasquel y Frade se casaron en 1985 y tuvieron una hija: Viridiana Margarita Frade Banquells, bautizada en nombre de la hermana de Pasquel, Viridiana Alatriste, quien murió trágicamente en un accidente automovilístico. Increíblemente, la menor también falleció de forma trágica ahogada en una piscina a la tierna edad de 2 años.

Otro par de madre e hija que no pueden verse ni en pintura son las cantantes puertorriqueñas Yolandita Monge y Noelia.

Las artistas tienen una relación prácticamente nula. El pleito entre ambas se remonta a hacer más de 5 años, cuando murió esposo de Yolandita y padrastro de la cantante Noelia.

Tras este suceso, la cantante Noelia dio unas fuertes declaraciones en donde aseguró que su padrastro Topo Mamery había abusado de ella. Por otro lado también dijo que su madre intentó besarla de forma “extraña” y la obligaba a consumir drogas. Pero todo explotó cuando, según la cantante reveló a Suelta la Sopa, ambos la querían convencer de hacer un trío sexual. Declaraciones que fueron desmentidas por Monge, poniéndose a la orden para ayudarla sociológicamente.

En aquellas declaraciones aseguró que escapó de su casa sin embargo su madre la encontró, en ese momento sintió cómo “su figura materna se derrumbaba”. Pero la polémica no termina ahí pues Noelia también llegó a decir que su padrastro le fue infiel a su madre en repetidas ocasiones.

En el 2018 Noelia compartió en sus redes sociales que tenía la intención de ayudar a su madre, aunque parece que esto no se pudo dar pues en octubre del año pasado aseguró que su madre no significa nada para ella.

A pesar de todo Yolandita no pierde la esperanza de reconciliarse pues en una entrevista que dio a inicios de año confesó que está segura que su hija mayor la ama así como ella lo hace con todos sus hijos.

En España se ha dado uno de los casos más impresionantes de figuras que se lleven mal. Las protagonistas son la presentadora de televisión Rocío Carrasco (hija de la fallecida cantante Rocío Jurado) y su hija, la colaboradora de televisión Rocío Flores. Este caso ha sido tan sonoro que, medios de ese país aseguran que la hija de la presentadora le dio una golpiza a su madre durante una discusión, algo que ella misma confirmó en un documental sobre su vida.

El hecho habría ocurrido el 27 de julio de 2012, los medios de España califican el suceso como una tremenda pelea por la que Rocío Carrasco puso una denuncia contra su propia hija, que entonces tenía 16 años.

La sentencia, que salió en 2013, condenaba a Rocío Flores por “un delito de maltrato habitual” contra Rocío Carrasco. La magistrada describía que la menor venía “atentando contra la paz familiar”, con “una falta continuada de amenazas e injurias”, “desde hacía aproximadamente tres años, y de forma reiterada”.

De ahí en adelante las discusiones públicas no se han hecho esperar, al punto de evitar encontrarse en un mismo estudio de televisión, a pesar de trabajar para la misma cadena, Telecinco. No se han vuelto a ver las caras desde esa fecha.Otros casos

Es el caso de la cantante Britney Spears que dejó de hablarse con su madre, Lynne Spears, en 2007. La relación entre ambas se deterioró a raíz de las adicciones de la joven. Su madre le aconsejó en más de una ocasión que ingresara en un centro de rehabilitación, algo que no acabó de gustarle del todo a Britney.

«Lynne ha decidido dejar de estar corriendo detrás de Britney para que luche con sus demonios ella sola», acabó comentando una amiga cercana de la familia. Además, su progenitora llegó a ponerse de parte del marido de la cantante durante su duro y polémico divorcio. A Britney tampoco le hizo especial ilusión que su madre publicase un libro contando todas sus intimidades como por ejemplo cuándo comenzó a beber, a drogarse, a salir…

Britney no es la única que no acaba de llevarse del todo bien con su mamá. Drew Barrymore no tienen ningún tipo de relación con su madre Jaid. Su infancia fue un tanto complicada, la relación con sus progenitores no fue muy buena y en parte ella lo achaca a los problemas que tenían sus padres. A ello hay que sumarle que la actriz se hizo adicta a beber a los nueve años y a los doce comenzó a drogarse.

Lindsay Lohan y su madre Dina tampoco conectan demasiado bien. Al igual que Barrymore, la actriz se ha visto envuelta en en temas de drogas, alcohol e incluso fue arrestada en cinco ocasiones antes de los 25 años. Sus padres no la apoyaron demasiado e incluso avisaban a la prensa. Además, su madre que también fue su manager es otras de las que decidió escribir un libro sobre su hija, contando sus secretos.

La relación de Jennifer Aniston y su madre, a la que criticado por ser muy crítica con ella, siempre ha sufrido altibajos. Nancy decidió sacar tajada contando las intimidades de su hija en los periódicos y escribió en 1999 un libro de memorias de su hija. Esto provocó que madre e hija estuvieran distanciadas durante más de una década. Incluso la actriz no la invitó a su boda con Brad Pitt en el año 2000.