Irregularidades en gestiones de Rodríguez y Estévez en Agricultura suman más de $3 mil millones

Según una auditoría realizada por la Cámara de Cuentas de la República, las anomalías encontradas en las administraciones de Ramón Rodríguez y Ángel Estévez correspondientes al período enero de 2013 a diciembre de 2015,  ascendió a más de 3 mil millones de pesos en el Ministerio de Agricultura.

Las anormalidades que la experticia contable sacó a relucir van desde la no elaboración de estados financieros, la ausencia de reporte sobre el libro mayor general, las diferencias en la cantidad de cuentas bancarias confirmadas, los depósitos de ingresos no asentados hasta las transferencias entre cuentas internas consideradas como ingresos.

La revelación de estos detalles, fueron dados a conocer este viernes por la entidad de fiscalización que llevó a cabo la auditoría a las informaciones financieras incluidas en los estados de ejecución presupuestaria del Ministerio de Agricultura, en el mencionado período regenteado por Luis Ramón Rodríguez y Ángel Estévez.

El informe de auditoría puso al descubierto que en dicho ministerio los expedientes de pagos no contaban con los soportes de lugar, y que adolecían de presentaciones y registros incorrectos de la ejecución presupuestaria consolidada, desembolsos sin el soporte adecuado que justifique el gasto, transferencias entre cuentas internas registradas en gastos, y pagos de intereses ajenos a la entidad e imprevistos pagados sin ningún aval. A esto se le suma el no cumplimiento de las medidas de control interno para salvaguardar la administración de los recursos públicos.

“El ministerio de Agricultura no cuenta con estados financieros para los períodos 2013, 2014 y 2015, que contengan toda la información financiera de la institución. En los análisis de las conciliaciones bancarias se observaron diferencias entre la cantidad de las cuentas suministradas por la entidad y la confirmación bancaria recibida del Banco del Reservas en los años 2013-2015”, aduce el informe.

Pero la retahíla de anomalías no terminan aquí, pues, además, quedaron en evidencia retenciones de impuestos no pagados al Instituto de Auxilios y Viviendas (INAVI) y la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) por un valor de RD$28,359,398.

La Cámara de cuentas también destacó la existencia transferencias y duplicidades anómalas entre cuentas internas consideradas como ingresos de recursos realizados entre las cuentas bancarias internas desde la cuenta “Financiamiento de Vehículos”, a las cuentas “Apoyo a la Producción y Fomento Agropecuario”, por valor de RD$30,500,000., lo cual distorsionaba la presentación de la totalidad de ingresos.

Citando textualmente parte de las conclusiones de informe expedido: “Se verificó que los ingresos obtenidos en efectivo por concepto de permisos de importación en fecha 10 de enero de 2013 al 23 de abril de 2014, por un valor de RD$27,373,995, no fueron depositados en una cuenta del Ministerio, ni en la cuenta Única del Tesoro, sino entregados al departamento de nómina.

“Se confirmó que la entidad realizó subastas durante el año 2013, por monto total de RD$145,180,900; expedientes que totalizan el valor de RD$96,715,366, de los que, no se evidenció el depósito de estos recursos recibidos por la Bolsa Agroempresarial de la República Dominicana (BARD) y transferidos al Colector de Aduanas.

En lo concerniente a los ingresos extrapresupuestarios (propios) de los años 2013- 2015, recaudados por concepto de permisos de importación, pesticidas y sanidad vegetal por el monto de RD$99,580,887, se evidenció que no fueron depositados a la Cuenta Única del Tesoro.

Entre otras irregularidades detectadas están la falta de soportes en los expedientes de pagos por el monto de RD$1,928,458,043. Con respecto a esto último, el informe dice:

“No fue posible revisar las nóminas de pago de Servicios Personales del período 2013, por un monto de RD$1,773,032,102, porque no fueron suministradas, debido a que la entidad no pudo extraerla del sistema SASP y no contaba con la nómina impresa. Tampoco se obtuvieron las nóminas físicas del pago de jornaleros por un monto de RD$8,024,675, debido a que la entidad no pudo identificarla en sus archivos”, dice el informe.

La Cámara de Cuentas también puso de relieve que tampoco se entregaron documentos de diferentes rubros que sustenten los registros en los años 2013-2015, por valor total de RD$147,401,266; pagos mensuales por concepto de servicios especiales en el período auditado por un monto total de RD$450,587,635, a un personal que no está nombrado. “No se evidenciaron los expedientes, nombramientos, contratos, reportes de asistencia, ni el trabajo realizado por los mismos”.

Entre la suma de desaseos contables se resalta que el Ministerio dejó de retener por concepto de Seguro Familiar de Salud (SFS) y Administradora de Fondos de Pensiones (AFP), el monto de RD$25,879,724, a empleados de la entidad registrados en las nóminas de Servicios Especiales y Contratado Igualado y dejó de aportar a la Tesorería de la Seguridad Social (TSS), por concepto de Seguro Familiar de Salud (SFS); Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) y Administradora de Riesgos Laborales (ARL), el monto de RD$66,904,629, correspondiente a empleados de la entidad registrados en las nóminas de Servicios Especiales y Contratado Igualado.

Otros hallazgos evidenciaron que, en el año 2015, el Ministerio dejó de retener y aportar el monto de RD$812,658 y RD$2,100,547, respectivamente, para un total de RD$2,913,205, por concepto del Seguro Familiar de Salud (SFS); y Administradora de Fondos de Pensiones (AFP), en la Nómina de Jornaleros.

También se encontraron datos contradictorios entre la ejecución presupuestaria y el reporte de libramientos del Sistema de Gestión Financiera (SIGEF) en las cuentas que componen las áreas de servicios personales, no personales, materiales y suministros; y transferencias corrientes, por un valor de RD$57,833,274, desembolsos por monto de RD$93,625,872., correspondientes a gastos de servicios no personales; materiales y suministros; y transferencias corrientes, sin las facturas que justifiquen el desembolso realizado, compras por concepto de alimentos y bebidas por un valor total de RD$17,005,740 sin completar los procesos de selección del proveedor de acuerdo con los umbrales establecidos, los cuales debieron ser bajo las modalidades de compras menores.

Las anormalidades abarcaron: alquileres de equipos de transporte y construcción por un monto de RD$29,059,502 sin evidenciar la realización de los procedimientos de selección de compras durante el 2013-2015, según lo estipula la Ley 340-06 para las modalidades de Comparación de precios y Licitación Pública, contratos de publicidad en el 2015 por RD$5,332,715, sin evidenciar el proceso de comparación de precios correspondiente según establece la Ley 340-06.

En relación al contrato de rehabilitación de 70 kilómetros de camino en la provincia Samaná, por un monto de RD$24,998,439, solo se encontró como parte del mismo una longitud de 25 kilómetros, atribuibles a los trabajos en los caminos realizados en La Gina, Caña Félix y La Cuchilla, quedando sin ser identificados 45 kilómetros, debido a que el Supervisor por parte del ministerio de Agricultura, no tenía conocimiento de la ubicación física de los lugares restantes. La diferencia no observada asciende a un valor de RD$16,070,425.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 19 =