Por una Asamblea Parlamentaria  de las Naciones Unidas

Paz y cese de guerra en Ucrania

Por Rommel Santos Díaz

La campaña a favor de la creación de una Asamblea Parlamentaria de las Naciones Unidas  cobra cada vez más fuerza en el mundo. Existe una red de parlamentarios  y Organizaciones No Gubernamentales  que promueve la existencia de una representación ciudadana en las Naciones Unidas a través de la formación de una cámara de representantes  elegidos por el voto popular.

La campaña por la Asamblea Parlamentaria de las Naciones Unidas  fue lanzada en abril del año 2007 mediante eventos en 10 países de 4 continentes. Sus convocantes actuaron  unidos en  el apoyo a la convocatoria a favor de la creación de una Asamblea Parlamentaria de las Naciones Unidas, la cual sería el primer cuerpo parlamentario que represente directamente a los ciudadanos del mundo  en el sistema de las Naciones Unidas y debería constituirse en el primer paso hacia la creación de un verdadero parlamento mundial.

La primera  conferencia  internacional  de coordinación de la campaña por la Asamblea Parlamentaria de las Naciones Unidas  se desarrollo en noviembre de 2007 en el Palacio de las Naciones de Ginebra y la segunda en noviembre de 2008 en el Parlamento Europeo de Bruselas.

La campaña y su convocatoria por una Asamblea Parlamentaria  de las Naciones Unidas  cuenta con el apoyo de más de 800 parlamentarios, 200 Organizaciones No Gubernamentales  y  más de 5000 ciudadanos  de más de 120 países. Entre ellos se encuentran  cientos de  importantes líderes, en especial  más de 40 ministros de gobiernos, varios premios nobel,500 profesores universitarios, numerosos líderes de la Sociedad Civil, varios ex primeros ministros y el ex Secretario General de la ONU, Boutros Boutros-Ghali.

Cabe destacar  la aprobación de resoluciones de apoyo  a la creación de la Asamblea Parlamentaria de las Naciones  Unidas del Parlamento Europeo, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, el Parlamento  Panafricano  y el Parlamento Latinoamericano.

Existe actualmente una campaña  con el objetivo de coordinar los esfuerzos a favor de la Asamblea Parlamentaria  de las  Naciones Unidas. Hay varios programas en desarrollo que tienen  el propósito de difundir la propuesta  en debates políticos y  medios de comunicación, de facilitar la creación de redes regionales , nacionales y locales de ciudadanos,  ONGS y parlamentarios  que sostengan la creación de la UNPA y de promover contactos y debates con parlamentarios  y gobiernos de todo el mundo.

Es de trascendental  importancia que el mayor numero  de Organizaciones de la Sociedad Civil , Organizaciones No Gubernamentales  y  de parlamentarios  expresen  su apoyo  y adhesión  para fortalecer a lo largo y ancho del mundo  la campaña por la creación de la Asamblea  Parlamentaria de las Naciones Unidas  como mecanismo de democratización de las Naciones Unidas.

Esta propuesta  de la UNPA está fundamentada en que la humanidad actualmente se encuentra  ante la obligación de asegurar la supervivencia y el bienestar de las futuras generaciones y de preservar las bases  naturales de la vida en la tierra. Grandes desafíos como la desigualdad social mundial, la proliferación de armas de destrucción masiva, las amenazas de terrorismo o el deterioro del  medio ambiente natural, solo podrán ser superados  si todos los seres humanos  colaboramos en un esfuerzo conjunto.

Para  asegurar la  cooperación internacional, la aceptación y legitimidad de las Naciones Unidas, y para asegurar su capacidad de acción, los ciudadanos  deben estar  directa y efectivamente  integrados en la ONU y sus organizaciones internacionales, para lo cual debe serles permitido  participar en sus actividades. Por eso es fundamental la gradual puesta en práctica de la participación y la representación  democráticas en el nivel global.

El establecimiento de una Asamblea Parlamentaria Consultiva en las Naciones Unidas es un paso decisivo  en este sentido. Sin necesidad de modificar la Carta de la ONU, una Asamblea de este tipo  puede crear un importante vinculo entre las Naciones Unidas, sus agencias, los gobiernos y parlamentarios nacionales y la sociedad civil.

Una Asamblea Parlamentaria en la ONU no sería simplemente una institución mas como  portavoz de los ciudadanos, seria la expresión y el vehículo de una transformación de la conciencia mundial y de la comprensión de la política internacional. De esta manera  podría transformarse  en un importante catalizador del desarrollo del sistema internacional y el derecho internacional, y podría contribuir decisivamente a la realización de los altos objetivos de la  ONU y a una  reformulación positiva de la globalización.

Finalmente, una Asamblea Parlamentaria en las Naciones podría estar compuesta por parlamentarios nacionales. Luego, gradualmente, deberá ser dotada de genuinos derechos de información, participación y control frente a las Naciones Unidas y sus agencias y organizaciones. Sus miembros deberán ser elegidos  directamente por los ciudadanos de todo el mundo.