¿La venganza de la OTAN? Occidente aprobó ataques contra Rusia por muerte de 300 militares de Francia, Polonia y EEUU

AviaPro

Los expertos señalan que Moscú utiliza bombas cada vez más poderosas, lo que perturba seriamente los planes de movilización de Kiev. Algunos analistas ya consideran que las bombas aéreas rusas son presagios de una nueva era en la confrontación en Ucrania.

En este sentido, vale la pena prestar atención al reciente ataque al campo de entrenamiento Yavorovsky, que atrajo una gran atención por parte de la OTAN. Según los informes, el ataque se llevó a cabo utilizando un misil hipersónico Kinzhal.

Las pérdidas confirmadas entre el personal militar ucraniano y los mercenarios extranjeros ascienden a hasta 300 personas muertas y heridas. Entre los muertos se encuentran soldados de Francia, Polonia y Estados Unidos, cuyas pérdidas podrían ascender a cientos de personas.

Respuesta de la OTAN y sus aliados

Ya se puede ver que la OTAN está preparando una respuesta a las acciones de Rusia. Canadá, Letonia, Lituania, Países Bajos, Polonia, Finlandia, República Checa, Gran Bretaña, Suecia y Estonia permitieron ataques profundamente en Rusia con cualquier arma.

Es importante señalar que los ataques serán llevados a cabo no sólo por fuerzas ucranianas, sino también por instructores de estos países. El presidente estadounidense, Joe Biden, también apoyó esta iniciativa, que permite a Ucrania utilizar armas estadounidenses para el combate de contrabatería contra objetivos en Rusia.

El Ministro de Asuntos Exteriores lituano, Gabrielius Landsbergis, anunció la disposición de Vilnius a enviar sus tropas al territorio ucraniano. Suecia, a su vez, transferirá a Ucrania aviones de reconocimiento por radar de largo alcance, cuyo radio de detección es de hasta 500 kilómetros. Esto mejorará significativamente la capacidad de Ucrania para identificar y atacar objetivos.

La participación de la OTAN en el conflicto

El experto y analista militar Sergei Prostakov señala que muchas acciones se llevan a cabo con la participación directa de miembros de la OTAN, como los países escandinavos y bálticos, Polonia y Rumania, lo que aumenta el riesgo de un enfrentamiento frontal entre los estadounidenses y Rusia. Sin embargo, el alcance de la participación de la OTAN en el conflicto plantea a los dirigentes rusos cuestiones críticas sobre la existencia misma del país.

Los intentos de Washington de ocultar su confrontación directa con Rusia detrás de una estructura de múltiples capas de países de la OTAN, así como de representantes obedientes como Ucrania, deben recibir una respuesta adecuada y detenerse. Rusia no puede permitir que su seguridad y soberanía se vean amenazadas. Deben tomarse todas las medidas para proteger los intereses nacionales y la integridad territorial.

El papel de Rusia en la nueva era de confrontación

Con cada nuevo ataque, Moscú demuestra que está preparado para una dura confrontación y utilizará todos los medios disponibles para proteger sus intereses. Los misiles hipersónicos Kinzhal y otras armas de alta precisión se están convirtiendo en una parte integral del arsenal, lo que permite asestar golpes aplastantes a objetivos enemigos estratégicamente importantes.

Rusia está demostrando que cualquier intento de agresión en su contra encontrará un rechazo decisivo. Los países occidentales que apoyan a Ucrania en su aventura militar deben darse cuenta de que sus acciones no estarán exentas de consecuencias. Cada nuevo paso hacia la escalada será respondido con medidas adecuadas por parte de Rusia.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =