¿Haití Estado o grupo de gente que vive en un sitio?

Valentín Piña

Haití es el segundo país de América en proclamar su independencia el 1ero de Enero del 1804, después de Los Estados Unidos y el primero de América Latina, fue el pionero en la industria azucarera en el siglo XIX y tiene el privilegio de ser la única rebelión de negros que tuvo éxito en la abolición de la esclavitud.

Pero, qué ha pasado después de esa interesante historia? Que pequeños grupos oligárquicos y anexionistas se adueñaron de sus modos de producción, de sus riquezas de forma abusiva convirtiéndolo en el país más pobre y deprimido de todo el hemisferio.

La corrupción imperante en Haití, la brecha social entre ricos muy opulentos y pobres muy deprimidos, y a esto sumamos el tiempo que el gobierno ha sido ocupado por regímenes dictatoriales se convirtieron en el acicate que han convertido ese país en un Estado fallido, sin estabilidad, sin instituciones y con gobiernos que se ven obligados a responder a intereses oscuros.

El problema por el cual, Haití vive sumida en el caos es que y muy lejos de encontrar salida política y económica a su nación, radica en que sus principales dirigentes, se la pasan empecinado en buscar culpables en vez de buscar soluciones.

Ellos no se han dado cuenta que los mayores responsables de esa pobreza extrema, son los mismos que atizan una salida a esa crisis partiendo de república Dominicana, que también es un país pobre y que no puede cargar con los problemas de ambos países y mucho menos solventar la deuda social que por más de siglo y medio afecta a nuestros vecinos.

El pueblo dominicano en pleno debe unirse al reclamo del presidente Luis Abinader ante la Organización de las Naciones Unidas ONU, de que la comunidad internacional debe asumir su cuota de compromiso en la solución del problema haitiano, interviniéndolos y creándoles bases jurídicas estables que propicien su ordenamiento como Estado.

Haiti no es un país enemigo, pero nosotros no podemos ser su solución de sus problemas que por años ha venido cargando el país.
Confidencialidad: La información contenida en este mensaje de e-mail y sus anexos, es confidencial y está reservada para el destinatario únicamente. Si usted no es el destinatario, un empleado o agente responsable de enviar este mensaje al destinatario final, se le notifica que no está autorizado para revisar, retransmitir, imprimir, copiar, usar o distribuir este e-mail o sus anexos. Si usted ha recibido este e-mail por error, por favor comuníquelo inmediatamente vía e-mail al remitente y tenga la amabilidad de borrarlo de su computadora o cualquier otro banco de datos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 2 =