En solo algunas horas un colmado pasó tarjetas por 20 millones de pesos

En solo algunas horas un colmado pasó tarjetas por 20 millones de pesos

Santo Domingo.- La  directora general de la Administradora de Subsidios Sociales (ADESS), Digna Reynoso, informó este miércoles que un solo colmado manejó veinte millones de pesos en cuestión de horas y que su  modus operandi era hacer las transacciones por las madrugadas, tiempo en el que se supone la personas no están comprando.

Reynoso dijo que  desde su llegada a la institución ha estado tratando de negociar con los dueños de colmados donde se habían detectado transacciones, pagado estos por medio de cheques, recuperando de esta manera cerca  de diez millones de pesos que han sido regresado a los usuarios víctimas de fraude.

«Ningún colmadero es inocente para prestar un verifone, ningún colmadero es inocente cunado llevan un bloque de cédulas o tarjetas para transarla ellos saben lo que están haciendo», dijo la directora de ADESS al ser entrevistada en el programa El Día.

Informó que dos mil millones de pesos son distribuidos mensualmente mediante los subsidios que otorga el estado dominicano atreves  de los programas sociales.

Se recuerda que ayer la administradora de Subsidios Sociales (ADESS) adhesionará las grandes cadenas de supermercados a la Red de Abastecimiento Social (RAS), solo en las provincias Santo Domingo y San Cristóbal, medida que permitirá a los participantes de los programas sociales realizar su transacción comercial con mayor seguridad, luego de abastecerse de los productos de la canasta básica alimenticia.

El anuncio fue hecho por los titulares de las instituciones que componen el Gabinete de Política Social y el mismo es parte de una serie de acciones que se han tomado para contrarrestar las actividades delictivas en contra del medio de pago usado por las personas beneficiarias de los subsidios sociales, que han sido víctimas de la red criminal denominada por la Procuraduría General de la República como Operación Solidaridad 3.0.

Tony Peña Guaba, Coordinador del Gabinete, explicó que con la medida, que es temporal, hasta tanto se proceda a cambiar las tarjetas actuales que tienen banda magnética, por la de chips, se busca parar el robo de los fondos del programa Supérate a través de la clonación de los plásticos, ya que las grandes superficies (supermercados y almacenes) fueron adheridas a la RAS a raíz de la creación del programa Quédate en Casa “y en ningunas fueron reportados consumos no reconocidos”.