Deliverys son víctimas de ola de delincuencia en Santo Domingo Este

Una ola delincuencial se ha desatado en la autopista de San Isidro, del municipio Santo Domingo Este, en contra de los motoristas que se ganan la vida llevando productos y mercancías a los hogares.

Los delincuentes les roban los celulares, el dinero de los repartos y hasta las motocicletas en las que llevan los pedidos, y algunos en medio de los atracos han perdido la vida.

El caso más reciente ocurrió frente a una cabaña de la referida autopista, cuando el delivery Fernando Cabral Blanco, residente en Los Alcarrizos, fue asaltado por unos atracadores, con la intención de quitarle su motor, a quien le dieron un disparo en la barriga.

Sin embargo, el delivery murió dos horas después, mientras esperaba la llegada del Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad (911), situación que llevó las quejas de las personas que acudieron a darle auxilio al delivery.

La víctima se desempeñaba como repartidor de la plataforma PedidosYa.

Según los datos preliminares, los antisociales no pudieron despojarlo de su motocicleta y emprendieron la huida dejándolo en el lugar del hecho.

Cabral logró comunicarse con familiares, pero lamentablemente falleció a causa de la herida.

Las autoridades están investigando el caso para esclarecer los hechos y dar con los responsables para someterlos a la justicia.

De acuerdo a un audiovisual que circula en redes sociales, varias personas que se encontraban en el lugar, expresaron que agentes de la Policía Nacional no les permitieron llevarlo al hospital.

RECLAMAN VIGILANCIA 

Otra situación fue la del delivery Eric Davison Medina, de 27 años, también residente en Los Alcarrizos, quien fue asesinado por unos atracadores, luego de salir de su trabajo a las 11:00 de la noche.

Ricardo Rodríguez, de la Asociación de Delivery de Santo Domingo, pidió al presidente Luis Abinader y al nuevo director de la Policía Nacional, mayor general Ramón Antonio Guzmán Peralta, para que intercedan ante la situación por la que están atravesando.

El representante del gremio dijo que ellos son más de 300 personas que se ganan la vida repartiendo distintos productos hacia los hogares de ese y otros municipios, pero la situación de inseguridad no les permite hacer su trabajo y llevar el sustento a sus hogares.

Explicó que los delincuentes les roban los celulares, el dinero de los repartos y hasta las motocicletas en las que llevan los pedidos.

“Es una ola de atracos por dondequiera, les quitan la vida a personas trabajadoras e inocentes”, dijo el delivery de PedidosYa, Freddy Zapata.

Sostuvo que la situación con los delivery está difícil, sobre todo en horas de la noche, donde son presas de los delincuentes, por lo que exhortó a un mayor patrullaje policial en el municipio.

Se quejó de que el 911, cuando es llamado para una emergencia se tarda mucho para llegar a dar los primeros auxilios.

Mientras que Joaquín Medina dijo que hace unos días mataron a un delivery también por la autopista de San Isidro, para quitarle su motor y su celular, señalando que los comerciantes también viven con miedo de caminar por las calles y prefieren encerrarse temprano.

Manifestó que la queja común es la escasa presencia de los agentes policiales en esos lugares.

Los Guandules

En mayo de este año, la barriada Los Guandules, se vistió de sangre en dos ocasiones en menos de un mes tras la muerte a tiros en manos de antisociales de los menores, Carla Maribel, de 14 años, y Yordy Guillermo Rodríguez, de 13, hechos que evidenciaron la inseguridad en la que viven sus moradores.

Para ese sector, la delincuencia se mantiene como uno de los principales problemas que les afectan. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =