Ucrania acelera la construcción de fortificaciones para frenar el avance ruso

Kiev/Moscú, 1 dic (EFE).- El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, llamó a acelerar la construcción de fortificaciones para frenar el avance de Rusia en el frente, que aseguró hoy haber mejorado sus posiciones en el campo de batalla.

«En todas las zonas principales debemos intensificar y acelerar la construcción de estructuras (de fortificación)», afirmó el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en un discurso a la nación.

Agregó que, en primer lugar, esto es necesario en los frentes de Avdivka, Marinka y otros escenarios de combates en el este de Ucrania.

«También el sur, la región de Jersón», debe ser fortificado, subrayó.

El mandatario ucraniano hizo este llamamiento tras recorrer todo el arco del frente del sur al noreste.

Con medidas como esta, Ucrania intenta prepararse para un invierno difícil en el que Rusia comienza a recuperar la iniciativa en el frente.

Avance ruso

Según el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, Rusia estaría actualmente mejorando sus posiciones en todos los sectores del frente.

«Nuestros militares actúan de un modo profesional y decidido, ocupan posiciones más ventajosas y amplían las zonas de control en todos los sectores» del frente, afirmó el titular de Defensa en una reunión con la plana mayor del Ejército ruso.

El avance ruso en el este de Ucrania también fue mencionado este viernes en el último informe del estadounidense Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW).

Shoigú valoró positivamente la táctica rusa en el campo de batalla y afirmó que «continuaremos llevando a cabo la defensa activa, incrementando el potencial combativo de las Fuerzas Armadas en base a las experiencias de la operación militar especial».

El ministro indicó que «durante medio año de la llamada contraofensiva el enemigo perdió más de 125.000 efectivos y 16.000 máquinas de combate».

En opinión de Shoigú, «la movilización total en Ucrania, los suministros de armamento occidental y el envío de las reservas estratégicas al campo de batalla no cambiaron la situación».

Mientras, en la propia Rusia más de 450.000 personas han firmado contratos con el Ejército en lo que va de año para marcharse a combatir en Ucrania, afirmó el subjefe del Consejo de Seguridad ruso, Dmitri Medvédev.

2.000 civiles muertos en 2023

En tanto, los bombardeos rusos contra Ucrania causaron en los once meses de este año 2.000 civiles muertos y otros 11.000 heridos, según infirmó el ministro ucraniano del Interior, Igor Klimenko, durante un encuentro con los embajadores de los países del G7.

«Durante los once meses de este año Rusia atacó 59.000 veces zonas pobladas en 24 regiones de Ucrania. Como resultado, 11.000 ciudadanos resultaron heridos y 2.000 murieron», escribió Klimenko en un mensaje en Telegram.

Agregó que la mayoría de bombardeos tuvieron lugar en las regiones de Zaporiyia, Jersón, Donetsk, Járkiv, Sumi y Cherníguiv, ubicadas en el sur, el este y el norte del país.

Y 900.000 refugiados

Además, la guerra en Ucrania ha desplazado alrededor de 900.000 refugiados, tanto personas que intentan regresar a sus hogares como otras que los dejan por las hostilidades, señaló hoy el nuevo director para Europa de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Philippe Leclerc.

En rueda de prensa desde las calles de Borodianka, escenario de masacres de civiles ucranianos el pasado año, Leclerc señaló que muchos de los que retornan lo hacen a zonas relativamente estables del país, como el centro y el oeste de Ucrania.

«Muchas personas aún no quieren volver al este de las provincias de Donetsk, Lugansk y otras zonas bajo ocupación temporal (rusa)», indicó, subrayando que muchos de los retornados provienen de países de la Unión Europea, pero también de la vecina Moldavia.

Sin visos de arreglo

Pero pese al sufrimiento humano, la guerra está aún lejos de acabar.

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov afirmó hoy que Moscú no ve señales de Kiev ni de Occidente de que estén preparados para un arreglo político al conflicto en Ucrania.

«Hasta ahora no hemos visto ninguna señal de Kiev ni de sus amos de que estén preparados para algún acuerdo político», dijo el jefe de la diplomacia rusa, en una rueda de prensa en Skopje, donde asistió a la 30ª reunión de los ministros de Exteriores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OCSE).

Agregó que «para iniciar un proceso político se necesitan dos, como en el tango, pero los muchachos del otro lado no bailan tango, sino ‘breakdance'».

«Y ahí tienes que ser solista», remachó el ministro, que subrayó que Rusia no ve motivos para revisar los objetivos de su campaña militar en Ucrania, que Putin definió al ordenarla como la «desmilitarización y desnazificación» del vecino país. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − cuatro =