FBI investiga ataque contra dos subestaciones eléctricas de EEUU que dejó a más de 35.000 personas sin luz

Las autoridades de Carolina del Norte anunciaron un estado de emergencia que incluye un toque de queda desde las 9 de la noche del domingo. Las clases en el condado de Moore permanecerán suspendidas

Dos subestaciones eléctricas de un condado de Carolina del Norte resultaron dañadas por disparos en lo que está siendo investigado como un delito penal, provocando daños que podrían requerir días en ser reparados y dejando a decenas de miles de personas sin luz, informaron las autoridades el domingo.

En respuesta a los apagones, que comenzaron poco después de las 7 de la noche del sábado en distintos puntos del condado Moore, las autoridades anunciaron un estado de emergencia que incluyó un toque de queda desde las 9 de la noche del domingo hasta las 5 de la mañana del lunes. Además, las escuelas del condado permanecerán cerradas el lunes.

“Un ataque como este contra infraestructura crucial es un delito grave e intencional, y espero que las autoridades estatales y federales investiguen a fondo y lleven a los responsables ante la justicia”, tuiteó el gobernador Roy Cooper.

El jefe policial del condado Moore, Ronnie Fields, dijo el domingo en conferencia de prensa que las autoridades aún no determinan los motivos. Señaló que alguien se detuvo y “abrió fuego contra la subestación, y lo mismo ocurrió con la otra”.

Ningún grupo ha dado la cara para reconocer o aceptar su responsabilidad”, comentó Fields. “Estamos analizando todas las posibilidades”.

El jefe de policía destacó que el FBI colabora con investigadores estatales para determinar quién fue el autor. También aseguró que se trató de “algo focalizado”.

No fue aleatorio”, indicó.

Fields dijo que las fuerzas policiales están brindando seguridad a las subestaciones y negocios durante la noche.

“Esta noche tendremos elementos trabajando las 24 horas del día”, comentó Fields.

Aproximadamente 36.000 clientes en el condado continuaban sin luz el domingo por la tarde, según el sitio web poweroutage.us.

Con pronósticos de bajas temperaturas para la noche del domingo, el condado también instaló un albergue en un complejo deportivo en Carthage.

El portavoz de Duke Energy, Jeff Brooks, indicó que varias piezas de equipo resultaron dañadas y tendrán que ser reemplazadas. Dijo que, aunque la compañía intenta reanudar el servicio lo más pronto posible, él le advirtió a los clientes sobre la posibilidad de que los apagones se prolonguen durante días.

“Tenemos frente a nosotros una reparación bastante sofisticada de equipo bastante grande, así que queremos que los residentes de la localidad estén preparados para el hecho de que será una reparación de varios días para muchos de los clientes, posiblemente hasta el jueves”, comentó Brooks en la conferencia de prensa.

El superintendente escolar del condado, doctor Tim Locklear, anunció que las clases del lunes fueron canceladas.

“A partir de este momento, analizaremos la situación día a día para tomar esas decisiones”, indicó Locklear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − ocho =