Rusia advierte que entrenamiento de ucranianos hace a UE parte del conflicto

Moscú, 20 oct (EFE).- La misión de entrenamiento de militares ucranianos aprobada por la Unión Europea (UE) convierte a los Veintisiete en «parte del conflicto» en Ucrania, advirtió hoy la portavoz de Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova.

«Para esto se destinan casi 107 millones de euros. Este paso se suma al suministro de armas letales al régimen de Kiev y eleva cualitativamente la involucración de la UE, convirtiéndola en parte del conflicto», dijo Zajaróva en su rueda de prensa semanal.

La diplomática rusa se refirió así a la aprobación el pasado día 17 por los ministros de Exteriores de la UE de una misión de asistencia militar para el entrenamiento de unos 15.000 soldados de las Fuerzas Armadas de Ucrania durante dos años en territorio comunitario.

Recordó que Occidente ha decidido continuar su ayuda militar a Ucrania, «aumentar su potencial de defensa antiaérea y, como antes, continúa atiborrándola de armas y preparándola para una guerra prolongada».

«El que esto inevitablemente conduzca al aumento del número de víctimas no preocupa desde luego a Occidente; ése es uno de sus objetivos», denunció Zajárova.

Hizo un llamamiento a las autoridades de Portugal a abstenerse de entregar a Ucrania los helicópteros antiincendios comprados a Rusia, ya que no puede traspasarlos sin el consentimiento ruso.

«Esta obligación es de carácter indefinido. Rusia no ha dado su consentimiento a esa entrega, más aún cuando Lisboa traspasa helicópteros a Ucrania no para luchar contra incendios, sino para atacar», apuntó la portavoz de Exteriores.

Denunció que desde el comienzo de la «operación militar especial» lanzada por Rusia el 24 de febrero los países de la OTAN han suministrado a Ucrania no menos de 300 tanques, 130 carros de infantería, 400 transportes blindados, 700 piezas de artillería, además de todo tipo de proyectiles y de pertrechos.

«Y después de todo esto los regímenes de los países de la UE piden a sus ciudadanos que se bañen menos, que se procuren calefacción por su cuenta, porque ahora no pueden garantizarles confort. Sabemos en qué gastan el dinero y ahora lo saben los ciudadanos de los países de la UE», dijo Zajárova.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =