Ejército sirio recupera el control de una ciudad clave del noroeste de Siria

Don Omar deslumbrante y explosivo en su concierto de  Hard Rock Live

El ejército sirio anunció el miércoles el control de la ciudad estratégica de Maaret al Numan, en la provincia de Idlib, noroeste de Siria, última región liderada por los grupos yihadistas y rebeldes.

Maaret al Numan, la segunda ciudad de la provincia de Idlib, fue durante años uno de los puntales de las manifestaciones antigubernamentales, pero en los últimos meses se convirtió en una ciudad fantasma debido a los bombardeos sirios y rusos.

Bautizada “la ciudad de la revolución”, acogió movimientos masivos, atrayendo a sirios procedentes de las aldeas vecinas y movilizados para exigir mejores condiciones de vida o un cambio democrático.

Las fuerzas gubernamentales entraron el martes en Maaret al Numan y otras 20 ciudades.

Maaret al Numan, que se había liberado del poder central en 2012, tiene un gran valor estratégico ya que es clave para controlar la autopista M5, que une Alepo, la gran metrópolis del norte, con Damasco, la capital siria.

Hasta hace unos meses, unas 150.000 personas vivían en Maaret al Numan, pero los mortíferos bombardeos aéreos la vaciaron de su población y hoy está casi vacía,, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Desde principios de diciembre, 358.000 personas fueron desplazadas por la violencia, en su gran mayoría mujeres y niños, según las Naciones Unidas.

Apoyado por la fuerza aérea de su aliado ruso, el régimen no deja de repetir que va a reconquistar la totalidad de la provincia.

“En los últimos días, nuestras fuerzas han logrado eliminar el terrorismo en varias aldeas y localidades” (de la región), anunció en la televisión un portavoz militar, leyendo un comunicado del estado mayor del ejército.

El ejército se compromete a “perseguir lo que queda de las organizaciones terroristas armadas hasta que se limpien todas las tierras sirias del terrorismo”, añade el comunicado, utilizando la terminología habitual del régimen para designar tanto a los yihadistas como a los rebeldes.

La región de Idlib y los territorios adyacentes de las provincias de Alepo, Hama y Latakia están dominados por los yihadistas de Hayat Tahrir al Sham, el antiguo brazo sirio de Al Qaida. Idlib tiene una importancia estratégica, ya que está cerca de la frontera con Turquía, que apoya a algunos grupos rebeldes, pero también de la provincia costera de Latakia, feudo del clan del presidente Asad. Estas zonas también están ocupadas por otros grupúsculos yihadistas y rebeldes debilitados.

Según el director de la OSDH, Rami Abdel Rahmane, los combates continúan el miércoles en el sur de la provincia de Alepo, una zona próxima a la autopista M5. En la provincia de Idlib, las fuerzas gubernamentales se encuentran ahora a 10 km al sur de la ciudad de Saraqeb, también situada en el mismo eje, según la misma fuente.

Desde el comienzo de la batalla del viernes para recuperar toda la zona de Maaret al Numan, 147 miembros de las fuerzas progubernamentales resultaron muertos, en comparación con 168 de los combatientes rebeldes y yihadistas, según la OSDH.

– Violencia casi diaria –

En los últimos meses, el régimen llevó a cabo varias operaciones militares para mordisquear partes de los territorios de Idlib y sus alrededores.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan acusó el miércoles a Rusia de no respetar lo acordado con Turquía a propósito de la provincia de Idlib en Siria. “Con Rusia concluimos acuerdos (…). Si Rusia los respeta, haremos lo mismo. Lamentablemente, en este momento, Rusia no lo está haciendo”, afirmó Erdogan citado por la agencia de prensa estatal Anadolu.

AFP