Bolsonaro rompe el silencio y dice que cumplirá la Constitución, sin felicitar a Lula

El ministro de la Presidencia, Ciro Nogueira, anunció que el mandatario lo autorizó para iniciar el proceso de transición de Gobierno.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en un breve discurso de dos minutos, habló por primera vez este martes tras el balotaje electoral del pasado domingo, que le dio la victoria al izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva.

«Como presidente de la República y como ciudadano seguiré cumpliendo todos los mandatos de nuestra Constitución», dijo el mandatario en su breve pronunciamiento de dos minutos, que ofreció tras largas horas de espera, en el que no citó a Lula ni lo felicitó por su victoria en la segunda vuelta.

«Siempre me han tachado de antidemocrático y, a diferencia de mis acusadores, siempre he jugado dentro de las cuatro líneas de la Constitución. Nunca hablé de controlar o censurar los medios y las redes sociales», añadió.

Hasta ahora el mandatario, quien suele hacer declaraciones a su llegada o salida del Palacio de Planalto, había guardado silencio sobre los resultados electorales, lo que generaba incertidumbre en el gigante suramericano.

Esa posición de silencio que había asumido llevó a que los miembros del Supremo Tribunal Federal (STF) rechazaran reunirse con él hasta que reconociera su derrota públicamente.

Las protestas

Asimismo, mientras Bolsonaro se mantenía en silencio, algunos simpatizantes, entre ellos camioneros, han protagonizado el bloqueo vías en el país en rechazo a la victoria de Lula y esperando que el mandatario impugnara los resultados.

En su breve discurso se refirió a esas protestas en tono de crítica. «Nuestros métodos no pueden ser los de la izquierda, que siempre han perjudicado a la población, como la invasión de bienes, la destrucción del patrimonio y la restricción del derecho de ir y venir», comentó.

En contraparte, señaló que «las manifestaciones pacíficas siempre serán bienvenidas».

Agregó que las movilizaciones actuales a su favor «son el resultado de la indignación y un sentimiento de injusticia por la forma en que se llevó a cabo el proceso electoral».

El mandatario aprovechó para agradecer a los más de 58 millones de personas que votaron por él el pasado domingo.

«Es un honor ser el líder de millones de brasileños que, como yo, defendemos la libertad económica, la libertad religiosa, la libertad de opinión, la honestidad y los colores verde-amarillo de nuestra bandera», enfatizó.

Tras el breve discurso de Bolsonaro, intervino el ministro de la Presidencia, Ciro Nogueira, quien señaló que el mandatario lo autorizó para iniciar el proceso de transición de Gobierno.

En los comicios del domingo, Lula obtuvo 60.345.999 votos, el 50,90 % de los sufragios, venciendo así a Bolsonaro, que consiguió 58.206.354 apoyos (49,10 %), en una de las elecciones más reñidos de la historia reciente de Brasil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + 2 =