Ataque ucraniano cerca de Zaporiyia deja ocho muertos, entre ellos dos niños

Al menos ocho personas, entre las cuales hay dos niños, murieron por un ataque ucraniano en Tokmak, localidad ubicada en la región de Zaporiyia. Además de la destrucción de distintas viviendas hay 18 vecinos internados en un hospital, según denunció el gobernador impuesto por Rusia en la zona, Evgueni Balitski. 

«Actualmente, el número de las víctimas mortales se sitúa en ocho personas, entre ellas, dos niños», escribió Balitski en Telegram. El lugar está tomado por Moscú desde marzo de 2022 y es cercano a plantas nucleares.

Otro funcionario local que estableció Rusia allí, Vladimir Rogov, escribió en la misma aplicación, relatando que cinco casas habían sido parcialmente destruidas.

La ONU alertó por riesgo nuclear ante los ataques a Zaporiyia

El OIEA, el Organismo Internacional de Energía Atómica de la ONU, advirtió que existe un gran peligro de un accidente en la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, tomada por Rusia, si siguen los ataques. En este marco, el organismo de las Naciones Unidas pidió a los dos bandos que se abstengan de acciones militares sobre la instalación.

«Nadie puede beneficiarse ni obtener ninguna ventaja militar o política de los ataques contra instalaciones nucleares«, dijo Rafael Grossi, director general de la OIEA, ante la Junta de Gobernadores de esta agencia de la ONU.

Rusia y Ucrania se acusan recíprocamente de los ataques que sufrió la planta recientemente, y que llegaron a dañar a uno de los seis reactores de la mayor central nuclear de Europa. Estos asaltos, los primeros directos que sufre la planta desde noviembre de 2022, suponen «una escalada importante de los peligros para la seguridad nuclear en Ucrania, aumentando significativamente el riesgo de un accidente nuclear», afirmó Grossi.

El diplomático argentino exigió a los «responsables militares que se abstengan de cualquier acción» que ponga en riesgo la central nuclear. En este sentido, Grossi anunció ante los representantes de los 35 países de la Junta que próximamente llevará este asunto ante el Consejo de Seguridad de la ONU, ante la «importancia primordial de garantizar que estos ataques temerarios no marquen el comienzo de un nuevo y gravemente peligroso frente de guerra».

El OIEA lleva tiempo pidiendo que se cree una zona de seguridad alrededor de Zaporiyia para evitar un accidente, y denuncia regularmente la precaria situación en la planta desde la ocupación rusa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − dos =