Archivos de Twitter revelados: EEUU exigió el bloqueo de periodistas y funcionarios

Comentando la última serie de los ‘Archivos de Twitter’, su dueño Elon Musk afirmó que una agencia gubernamental de EEUU “exigió” la suspensión de miles de cuentas de periodistas y funcionarios. La investigación muestra cómo se presionó a la plataforma para que siguiera el ejemplo de la comunidad de inteligencia de EEUU sobre la censura en 2017.

El llamado Centro de Compromiso Mundial (GEC, por sus siglas en inglés) de EEUU tiene como objetivo “guiar, dirigir, sincronizar, integrar y coordinar” los esfuerzos del Gobierno federal para “reconocer, comprender, exponer y contrarrestar la propaganda y la desinformación extranjera estatal”. Según la nueva revelación de los documentos internos de Twitter, esta agencia estaría detras de la suspensión masiva de cuentas en la plataforma.

“La agencia gubernamental estadounidense exigió la suspensión de 250.000 cuentas, entre ellas las de periodistas y funcionarios canadienses”, tuiteó Elon Musk.

El CEO de Tesla y SpaceX respondió al hilo de Twitter del periodista independiente Matt Taibbi. Luego de que su última publicación mostrara la creciente presión del Gobierno de EEUU sobre la plataforma de medios sociales y que el objetivo de la colaboración es trabajar mano a mano con el Congreso para cazar la intromisión rusa en la plataforma.

La nueva publicación de correspondencia interna de Twitter detalló la relación entre la red social y las agencias gubernamentales.

Taibbi escribió que el anterior grupo de trabajo de Twitter, para cazar la influencia rusa en la plataforma, no mostró “ningún esfuerzo coordinado” y la mayoría eran cuentas de “lobos solitarios” con poco gasto en publicidad.

“Los informes fueron hecho basándose en criterios como describir el coronavirus como un arma biológica de ingeniería, culpar a la investigación realizada en el Instituto de Wuhan y atribuir la aparición del virus a la CIA [Agencia Central de Inteligencia]”, explicó el periodista.

El uso del ‘Russiagate’ para censurar Twitter

En agosto de 2017, la red social Facebook (proscrita en Rusia por dar espacio a materiales extremistas) purgó cuentas acusadas de ser vinculadas a Rusia. Twitter, a su vez, envió una lista de 22 posibles cuentas rusas al Comité de Inteligencia del Senado para que sean denunciadas por el senador de Virginia, Mark Warner.

Taibbi agregó que “una avalancha de historias fluyó fuera [del Comité]” y varios senadores, entre ellos Warner, así como John McCain, el republicano anti-Trump de Arizona, propusieron proyectos de ley que habrían tomado medidas enérgicas contra las redes sociales.

Un grupo de trabajo sobre Rusia creado por Twitter el 2 de octubre no encontró “indicios de un enfoque coordinado” antes el 13 de octubre. No obstante, el informe final del 23 de octubre, encontró “32 cuentas sospechosas, y solo 17 de ellas vinculadas a Rusia”. De ellos, solo dos gastaron cerca de 10.000 dólares en publicidad, y uno de ellos fue el portal NEWS.

El director de políticas, Carlos Monje, admitió en una nota del 18 de octubre que “nuestras políticas publicitarias y cambios de producto son un intento de adelantarse a la supervisión del Congreso.”

Un correo electrónico interno del 22 de noviembre acusó al Comité de Inteligencia del Senado de filtrar a los medios de comunicación el informe interno de Twitter. A un artículo de Politico, en el que se acusa a la red social de borrar archivos, le sigue otro de BuzzFeeden, en el que los autores afirmaron que la red de bots en alemán emite “señales de estar conectada a Rusia”. El comité exige un informe basado en la historia, que el exjefe de Confianza y Seguridad de la empresa Yoel Roth escribió diligentemente.

“Puedes ver cómo la amenaza cibernética rusa fue esencialmente conjurada, con la presión política y de los medios sirviendo como motor para inflar algo que Twitter creía que era insignificante y descoordinado a dimensiones masivas”, subrayó Taibbi.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla comentó las ediciones anteriores de los Archivos de Twitter y aseguró que “Los Twitter Files, documentos filtrados a periodistas, demuestran que las agencias de inteligencia de EEUU, el Pentágono y el Departamento de Estado coordinaban con la red social acciones de guerra psicológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 12 =