Venezuela rechaza “robo descarado” de avión de Emtrasur por EEUU

Venezuela ha repudiado este lunes el “robo descarado” de una aeronave de la venezolana Emtrasur, enviada a EE.UU. tras una prolongada retención en Argentina.

“La República Bolivariana de Venezuela rechaza de manera categórica, el robo descarado de la aeronave Boeing 747-300, siglas YV 3531, perteneciente a la Empresa de Transporte Aerocargos del Sur (EMTRASUR S.A.), consumado el día de hoy luego de la confabulación entre los gobiernos de los Estados Unidos de Norteamérica y de la República de Argentina”, ha afirmado un comunicado publicado por el canciller venezolano, Yván Gil.

El avión partió la madrugada de este lunes con destino a EE.UU., tras la autorización que dio el gobierno derechista del presidente argentino, Javier Milei, según TN.

El Gobierno venezolano ha denunciado ante la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) la violación, por parte de los Gobiernos de EE.UU. y Argentina, de las regulaciones internacionales a las cuales están obligadas los Estados en materia de navegación aérea, lo que genera una situación grave de inseguridad jurídica y operacional sin precedentes en nuestra región.

Por otra parte, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) ha considerado el secuestro del avión venezolano como una agresión a la soberanía de Venezuela.

“Esta agresión es otra de las consecuencias de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el Gobierno de los EE.UU., que atentan contra la soberanía de Venezuela y violan los principios fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional”, reza un comunicado oficial del ALBA-TCP.

“EL ALBA-TCP se suma nuevamente a la exigencia del pueblo y del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y respalda las acciones legales, diplomáticas y políticas que las instituciones venezolanas han emprendido para evitar la apropiación ilegal de sus activos”, apunta el documento.

La aeronave Boeing 747-300, siglas YV 3531, se encontraba arbitrariamente retenido en Argentina desde junio de 2022, pese a que no existían pruebas de irregularidades respecto a su tripulación, su programa de vuelo y la carga que transportaba al momento de su retención.

Argentina incautó el aparato que trasladaba cargamento de una compañía automotriz bajo el pretexto de que la aeronave era propiedad de la empresa iraní Mahan Air, sancionada por Estados Unidos desde 2011.

Emtrasur es una filial de la aerolínea estatal venezolana Conviasa, que se encuentra bajo sanciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. El avión en cuestión fue comprado en 2021 a la aerolínea iraní Mahan Air. (Agencias)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + cinco =