Banco Central brasileño ve ambiente externo «deteriorado» y con incertidumbre

Brasilia, 28 mar (EFE).- El Banco Central de Brasil dijo este martes que el ambiente externo está «deteriorado» con los recientes episodios de crisis en instituciones bancarias de Estados Unidos y Europa y eso elevó la «incertidumbre» y la «volatilidad».

La afirmación consta en el acta de la última reunión en la que el Banco Central decidió, la semana pasada, mantener la tasa de interés de referencia en el 13,75 % anual, en medio de las duras críticas del Gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Según el acta de esa reunión, divulgada este martes, los mercados «requieren ser monitorizados» y las «economías centrales» deben «separar» los «objetivos e instrumentos» en la «conducción de la política monetaria».

«Datos recientes de actividad e inflación globales se mantienen resistentes y la política monetaria en las economías centrales sigue avanzando en trayectoria de contracción», además de «una perspectiva de crecimiento global por debajo del potencial», apuntó.

No obstante, «la flexibilidad de la política al combate de la covid-19 en China, un invierno más ameno en Europa y la posibilidad de una desaceleración gradual del crecimiento en Estados unidos suavizan la desaceleración de la economía global», añadió.

En el ámbito local, el ente emisor indicó que «el conjunto de indicadores» analizados sigue «corroborando» un «escenario de desaceleración del crecimiento ya esperado».

El mercado de trabajo, que «sorprendió positivamente» en 2022, con una tasa promedio del 9,3 % en todo el año, muestra señales de «moderación», con «relativa estabilidad de la tasa de desempleo».

Para la autoridad monetaria la inflación al consumidor en Brasil «continúa elevada» y los «componente más sensibles» y que presentan «mayor inercia inflacionaria» frente al ciclo económico y a la política monetaria «se mantienen por encima del intervalo compatible».

La inflación cerró 2022 en 5,79 % y según los analistas del mercado consultados semanalmente por el Banco Central la expectativa es que para este año sea del 6,0 %, también por encima de la meta del 3,25 %.

Así, la decisión de mantener la actual tasa de intereses, «es compatible con la estrategia de convergencia de la inflación para cerca de la meta» y «sin perjudicar su objetivo fundamental que es la estabilidad de precios y fomento del empleo».

La divulgación del acta llega en medio de las duras críticas de Lula al Banco Central por mantener la tasa de interés de referencia en el 13,75 % anual y que, según el mandatario, dificultará el crecimiento del país, que se espera que sea menos de un 1 % este año.

Lula viene acentuando las críticas contra el presidente del Banco Central, Roberto Campos Neto, que tiene mandato en el organismo autónomo hasta 2024 y a quien los partidos de izquierda señalan como aliado del expresidente Jair Bolsonaro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − diecisiete =