Japón conquista su tercer título de campeón en el Clásico Mundial de Béisbol

Munetaka Murakami y Kazuma Okamoto dispararon el martes sendos jonrones y Shohei Ohtani lanzó una novena entrada perfecta luego de jugar el partido completo como bateador designado, para que Japón derrotara 3-2 a los Estados Unidos y coronarse campeones del Clásico Mundial de Béisbol.

Siete lanzadores nipones se combinaron para limitar la ofensiva estadounidense a solo dos carreras y nueve hits, después de masacrar a Cuba en las semifinales y los asiáticos igualaron la hazaña dominicana del 2013 de ganar el Clásico Mundial invictos, para su tercer título mundialista y el primero desde la edición del 2009.

Un total de 36,098 fanáticos presentes en el LoanDepot Park vieron como Shosei Togo tiró dos entradas en blanco para llevarse el triunfo en un encuentro en el que también lanzó Yu Darvish  que quedó coronado con un salvamento de Ohtani, que cerró el partido con un ponche a Mike Trout.

La sede de Miami atrajo 475,269 fanáticos en 15 partidos que se celebraron en el LoanDepot Park, para un promedio de 31,685 por partido y el torneo en sentido general  movió 1,306,414, incluyendo las sedes de Arizona, Taiwán y Japón.

La derrota fue para Merril Kelly con dos carreras permitidas en una entrada y un tercio de labor monticular.

El dirigente Mark DeRosa usó seis lanzadores, que solo  toleraron cinco indiscutibles y apenas una y dos hits en siete entradas y dos tercios de labor.

Trea Turner disparó cuadrangular en la segunda entrada, para abrir la pizarra a favor de los Estados Unidos.

Para Turner fue su quinto vuelacercas del torneo, empatando con Seung Youp Lee en el mayor total de un evento. Lee lo hizo en la primera edición del Clásico, en el 2006.

Con sus 11 remolcadas también empató en el tercer lugar de mayor total de remolcadas, con Taekyun Kim, y detrás solamente de las 12 que impulsó Wladimir Balentien junto a los Países Bajos en el 2017 y las 13 que acumula Masakata Yoshida en este Clásico.

Murakami, el mismo que decidió la victoria japonesa contra México,  no esperó mucho para responder el ataque de Turner y en la parte baja del segundo episodio sacó la bola del parque al primer lanzamiento que vio para igualar las acciones.

El siguiente bateador, Kazuma Okamoto pegó hit al right y el intermedista Tetsuto Yamada falló con elevado al jardín derecho, seguido de sencillo al izquierdo de Sosuke Genda y un boleto recibido por Yuhei Nakamura que envió a Merril Kelly a las duchas.

Brandon Loup entró a lanzar y Lars Nootbar entregó por la 31, pero Okamoto anotó la segunda carrera nipona para tomar ventaja en el partido. Pero Kensuke Kondoh falló con elevado al central para terminar la entrada.

En el cuarto episodio, Kazuma Okamoto desapareció la pelota del parque por encima de la verja del jardín izquierdo-central y la ventaja japonesa pasó a ser 3-1. En la octava entrada, Kyle Schwarber la sacó de foul tres veces… hasta que la enderezó con un enorme jonrón por encima de la verja del jardín derecho ante los envíos del grandesligas Yu Darvish y acercó a los nipones 3-2.

Por Japón, Okamoto bateó de 4-2, con jonrón y dos empujadas. Murakami, de 4-1, con una anotada y una empujada y Ohtani se fue de 3-1 y salvó el partido.

Por Estados Unidos, Turner ligó de 4-2, con jonrón y remolcada.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + veinte =