¿Por qué ahora?

EDUCACIÓN Y DESARROLLO

Renzo Delgado

La sociedad dominicana ha recibido el anuncio, a partir de un informe 2020, que permitió ver que los profesores tenían deficiencias de impartición de clases en línea -Internet-. Esto allanó el camino para que el PNUD hiciera una propuesta al Estado.

Esta propuesta se convirtió en un negocio. Pues al MINERD ofertaban una asociación
para acompañar al docente en su formación digital y al mismo tiempo suministrarles
recursos físicos-tecnológicos, o sea, hardware (esto es: tablets, Lap Top, etc.), a los
estudiantes y profesores.

El planteamiento hecho por el Ejecutivo más alto en la dirección de EDUCA hoy, al día
7 de noviembre del 2023, ha sacado un informe que había sido hecho con antelación
al 24 de agosto 2020, fecha en la cual se firmó el acuerdo para el suministro y
formación a los profesores. A la vez daba la razón de que todavía los profesores no
dominaban la enseñanza virtual, pero no se percató que el informe ha dejado a relucir que de los recursos comprados al PNUD, el 76.6% de los dispositivos electrónicos entregados a los estudiantes tenían problemas.

Por qué no creer entonces que los dispositivos entregados a los profesores para entrenarse tengan problema. Esta noticia fue dada por Socorro Arias, periodista de El Diario Libre. Nos hacemos las preguntas:

-¿Por qué ahora, si el impartir clase en línea fue una salida salomónica durante la
pandemia y ya se está en la presencialidad?

-¿Por qué ahora, cuando han pasado más de tres años del informe y más de dos del
acuerdo mediante el cual el PNUD suministraría las computadoras y los técnicos que
instruirían a los docentes, pareciera ser que están evaluando el resultado final y no el
proceso?

Es decir, de las 40 horas de los talleres programados, las dos últimas fueron las que
se tomaron para evaluar a los docentes, incurriendo en errores que ellos mismos
mencionan como parte del fracaso de la educación dominicana, en la que se evalúa el
resultado final y no el proceso. Además, es una manera de descargue de Educa, que
coordinaba la ejecución del programa. Hay que decir también que el PNUD no cumplió en la entrega de recursos de calidad por el cual el Estado dominicano perdió.

Las deficiencias del aprendizaje no es de la exclusiva propiedad de los maestros.
Según los ejecutivos de Educa, y en la persona de su Presidente, dicen una cosa,
pero hacen otra, pues plantean para este mes un Congreso donde la familia juegue un
rol importante en el Proceso Enseñanza Aprendizaje (PEA).

Pero una cosa importante es decir que las deficiencias del aprendizaje son debido a los maestros y a su deficiencia en el manejo de los recursos tecnológicos y otra es reconocer que el aprendizaje no se consiguió porque los recursos suministrados por el PNUD adolecían, como se probó, de desperfectos en más de un 50 %. Resaltarlo así hubiese sido un acto de justicia.

Mientras los países de mayor desarrollo han iniciado el proceso de desmonte en el uso de los dispositivos electrónicos en las aulas, todavía grupos económicos y sociales se anclan en que los maestros son la causa del escaso aprendizaje de los alumnos. Han creído que el recurso tecnológico cambiará la tendencia que en los últimos 30 años se ha mantenido en educación.

Los aprendizajes son inversamente proporcional a los recursos invertidos y no es porque los profesores no han adelantado en el manejo de la tecnología para impartir docencia desde allí, porque desde antes, mucho antes, tenemos ese mismo problema.

Pongamos el caso de Suecia, cuyo gobierno ha decidido paralizar el plan de
digitalización del proceso educativo y volver a las sendas antiguas con el uso de textos físicos. Más aún, la Ministra de Educación Lotta Edhom expresó de manera clara que debido a los informes PIRLS 2021 el proceso de digitalización conduciría a una generación de analfabetos funcionales, en esa nación.

El aprendizaje remoto en la educación temprana es un territorio desconocido, según
Vlasa Lotkina, que ha tomado el reporte de una investigación en las escuelas públicas
y privadas en Estados Unidos, donde 1274 en escuelas el 56.7 % de los encuestados,
profesores, afirman que no se sienten capaces para impartir clases en línea. Los
profesores, en cualquier parte del mundo, adolecen de debilidades. Lo bueno es
reconocerlas y trabajar esas debilidades para convertirlas en fortalezas.

No le demos más vueltas, las deficiencias de los profesores en materia tecnológica, es
otra más de las debilidades que adolecen pero que pueden ser mejoradas si dejamos
de culpar a uno de los actores del proceso, y no tomando en cuenta que las causas
son multifactoriales.

One thought on “¿Por qué ahora?”

  1. Mi hermano Renzo, tiene usted mucha razon al externar sus pensamientos sobre el papel de la educacion en estos ultimos años y mas despues de la pandemia. Siento lo mismo ya que un magisterio forzado a usar la tecnologia, sobre la cual no tenia experiencia, debia ser manejado y guiado por instituciones responsables, para lograr una mejor educacion, que al final fue todo un desastre. Aun tenemos tiempo de encausarla por el buen camino, proporcionando los recursos necesarios a los verdaderos maestros, monitoreando a los mismos con la altura que se merecen. Estamos frente a un gobierno que escucha y puede hacer los cambios necesarios para lograrlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =