La Declaración de la Paz y Cese de Guerras y la solución del conflicto Rusia-Ucrania

Por Rommel Santos Diaz

La Declaración  de Paz y Cese de Guerras hace acopio de la Resolución  de la Asamblea General de las Naciones Unidas 2625 (XXV),  estableciendo que los Estados deben  fomentar relaciones amistosas  basada en el respeto  hacia el principio de la igualdad de derechos y de la libre determinación  de los pueblos debiendo tomar medidas apropiadas para fortalecer la  entre los Estados.

En  ese contexto  la Declaración de Paz y Cese de Guerras (DPCW)   constituye una guía válida y apropiada para la solución al conflicto Rusia –Ucrania  toda vez que los Estados  tienen el deber  de abstenerse de cualquier acción  de fuerza  que prive a los pueblos de su derecho a la libre determinación, lo cual  debe ser aplicado  para ambos Estados.

Para la comunidad internacional el conflicto Rusia-Ucrania  representa actualmente  una gran preocupación  porque, el mismo pone en alto riesgo  la paz y la seguridad internacionales. La Declaración de Paz y Cese de Guerras  ( DPCW) establece  muy claro que ̈Los Estados deben condenar la ocupación ilegal de un territorio  como resultado de la amenaza o el uso de la fuerza de manera contraria al derecho internacional ̈.

En el conflicto Rusia-Ucrania  se  han producido violaciones del derecho internacional,  en particular, violaciones graves  de los  Cuatro Convenios de Ginebra de 1949 y sus Protocolos Adicionales. En ese orden se deben tomar medidas  para asegurar que tanto Rusia como Ucrania , los ciudadanos y corporaciones no contribuyan a la comisión de violaciones del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario.

Es por ello que la Declaración de la  Paz y Cese de Guerras (DPCW)  plantea que los Estados deben condenar y criminalizar en su legislación interna la planificación, preparación, inicio o ejecución  de un acto de agresión por parte de alguna persona en posición efectiva para ejercer el control  o dirigir la acción política o militar de un Estado, la cual por su carácter , gravedad  y escala constituye una violación manifiesta del derecho internacional, lo que equivale a un crimen de agresión ( caso Rusia-Ucrania).

Una cuestión de principio  a destacar de la Declaración de la Paz y Cese de Guerras (DPCW) es el siguiente ̈los Estados deben abstenerse de permitir que sus territorios  sean puestos a disposición  de otros agentes, sean Estados u otros para emplear el uso de la fuerza armada en contra  países terceros ̈. Este es un principio fundamental para la  paz y la seguridad internacionales  en el presente siglo XXI.

La vigencia e importancia de la Declaración de la Paz  y Cese de Guerras es de trascendencia mundial teniendo en cuenta que los Estados  deben observar el principio de la igualdad soberana  y procurar consultar a todos los demás Estados  sobre la base del respeto recíproco  en relación a temas  que les puedan concernir para resolver y evitar disputas que puedan surgir . Este  principio se debe aplicar sin perjuicio de los derechos humanos y la dignidad humana.

Desde  Cultura Celestial, Paz Mundial, Restauración de la Luz (HWPL) y  el conjunto de Organizaciones de la Sociedad Civil  y Actores Sociales de las Américas  proclamamos la aplicación  por parte de los Estados la  aplicación de la Declaración de la Paz y Cese de Guerras al momento de plantear una solución diplomática al  conflicto Rusia-Ucrania  por considerar  que la misma constituye una guía perfecta para alcanzar  un acuerdo de paz duradero entre  ambas naciones.

rommelsantosdiaz@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =