Ex general israelí Yitzhak Brik exhorta a Netanyahu a declarar el fin de la guerra que ya perdió

Bajo la lupa

Alfredo Jalife-Rahme

Según el analista belga Elijah J. Magnier, las “fuerzas de ocupación israelíes habían intensificado sus bombardeos a los barrios orientales de Rafah aún antes de que Hamas hubiera respondido formalmente a las negociaciones (https://bit.ly/44EfcsI)”.

Hoy, pese a la aceptación de Hamas del plan de Egipto y Qatar por un cese el fuego, lubricado por el director de la CIA, William Burns, Israel ocupó con sus tanques el corredor de Rafah con Egipto (https://bit.ly/4b4Vsk9).

El mismo Magnier asevera que la guerra de Gaza concluyó y “sólo será sustituida por operaciones esporádicas de combate (https://bit.ly/44EITd1)”.

En su entrevista al portal Maariv, el ex general Yitzhak Brik asentó en forma bombástica que “Israel debe declarar el fin de la guerra, hemos retirado tropas de Gaza, no hay forma de destruirla por completo y entrar en Rafah no ayudará. Si no te das cuenta, ya hemos perdido (https://bit.ly/4dw3WT5)”. Brik fustigó la rendición del premier Netanyahu a la presión de los zelotes extremistas de su gobierno: Prefiere permanecer en el gobierno que poner fin a la guerra cuando Netanyahu se alimenta de las presiones de Bezalel Smotrich e Itamar Ben-Gvir y la verdad es que incluso cuando comprende el desastre, lo acepta.

Como los grandes generales que no necesitan mucho tiempo para entender el epílogo de una batalla, Brik acepta la impactante nueva deterrence estratégica de Irán (https://bit.ly/44gaxwS) –cuyo mensaje mediante sus asombrosos misiles hipersónicos trastocó la nueva configuración del Medio-Oriente–: Los iraníes avanzan para poseer armas nucleares, no con el fin de destruir (¡megasic!) a Israel, sino para el balance del terror –el deterrence nuclear que proviene del latín deterrere: disuadir por el terror, como estrategia militar–. Hoy existe un disuasivo empate entre el deterrence nuclear de Israel y sus clandestinas 300 (sic) bombas atómicas (ex presidente Carter dixit), fabricadas en la planta nuclear de Dimona, y el nuevo deterrence de misiles hipersónicos de Irán (https://bit.ly/3wwG0OI)”.

Con gran lucidez, Brik comentó que Israel no está completamente preparado para una guerra integral y no tiene suficientes fuerzas terrestres para luchar en múltiples frentes, añadiendo que llevar a cabo una guerra de esta manera conducirá a la destrucción de Israel. ¡Mega-uf!

El medio alternativo de geopolítica Sprinter Factory reporta los asertos realistas de Brik: “Netanyahu sabe que continuar con este proceso conducirá al colapso militar, económico, político y social del Estado de Israel. Incluso si Hamas y Hezbolá continúan luchando como lo hacen hoy, sin sorpresas militares, el Estado de Israel colapsará. Netanyahu sabe muy bien que hemos estado en un punto muerto militar durante los últimos 20 años. Hamas regresó a las zonas donde el ejército había entrado y salido de la franja de Gaza. La intención del ejército de continuar la guerra de desgaste contra Hamas mediante incursiones no aporta ningún beneficio, porque estos ataques son sólo una gota en el cubo que debilita a Hamas. Netanyahu es muy consciente de que mientras continúe la guerra de desgaste contra Hamas, Hezbollah también seguirá agotando nuestras fuerzas en la frontera norte, y esto tiene consecuencias muy peligrosas. Netanyahu también entiende que entrar en Rafah no traerá ningún resultado, sino lo contrario, ya que agravará 10 veces el problema. Nuestra entrada en Rafah destruirá por completo nuestras relaciones con los países del mundo y con los países árabes con los que tenemos paz. Esto tendrá consecuencias muy nefastas, en primer lugar, el aislamiento del Estado de Israel en las esferas política y económica y el embargo de armas, que ya ha comenzado (https://bit.ly/3QztWmT)”.

A mi juicio, el escollo mayúsculo radica en que EU se encuentra secuestrado por la “Internacional jázara (https://bit.ly/4bQeMT7)” de BlackRock/banca Rothschild/AIPAC (https://bit.ly/3vbeJRa) /Hollywood/ADL (https://bit.ly/48ko9I0), quienes quizá también tengan sus días unipolares contados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =