Harden y DeRozan protagonizan sendos triples-dobles y triunfos espectaculares

Houston (EE.UU.), 4 ene (EFE).- Los escoltas James Harden y DeMar DeRozan protagonizaron actuaciones espectaculares con sendos triples doble con sus respectivos equipos de los Rockets de Houston y los Spurs de San Antonio, que consiguieron también victorias importantes en la última jornada de la NBA.

Harden brilló más que nunca al completar una jornada de ensueño: fue nombrado Jugador del Mes en la Conferencia Oeste y aportó en su partido un triple doble que ayudó a los Rockets a remontar y vencer a domicilio, en la prórroga, por 134-135 a los Warriors de Golden State.

El actual MVP de la liga, que aportó 44 puntos, 15 asistencias y 10 rebotes, anotó dos triples decisivos que forzaron la prórroga y aseguraron la victoria de los Rockets (22-15), la sexta consecutiva y la undécima en los últimos 12 partidos disputados, que los mantiene líderes destacados en la División Suroeste.

El escolta All-Star, que consiguió su segundo tripledoble en lo que va de semana, anotó un triple a falta de 2.7 segundos para el final del tiempo de prórroga que aseguró la victoria de los Rockets y fue su quinto partido consecutivo con 40 o más puntos.

Harden logró la espectacular canasta a pesar de que estaba marcado por el escolta Klay Thompson y el ala-pívot Draymond Green, quien incluso le tocó la mano cuando hizo el triple ganador.

El alero estrella de los Warriors, Kevin Durant, intentó un triple antes de que sonase la bocina del final del partido y falló la que pudo ser la canasta del triunfo de los actuales campeones de liga.

Harden, que suma nueve partidos consecutivos con al menos 35 puntos y 11 con 30, se vengó de la eliminación de los Rockets en las pasadas finales de la Conferencia Oeste que permitieron a los Warriors ganar luego su segundo título consecutivo de la NBA.

Junto a Harden, el pívot suizo Clint Capela también fue decisivo al aportar un doble-doble de 29 puntos, 21 rebotes, dio una asistencia, recuperó dos balones y puso un tapón.

El base Stephen Curry, que había puesto a los Warriors con la ventaja parcial de 134-132 a falta de 23.1 segundos para el final de la prórroga, acabó como líder del equipo de Golden State al aportar 35 puntos, incluidos 5 triples de 15 intentos, y repartió seis asistencias.

Mientras que Durant llegó a los 26 puntos, como segundo máximo encestador, y alcanzó la marca de los 22.000 tantos. Es el trigésimo segundo que lo consigue en la historia de la NBA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *