El misterioso oleoducto que conecta a Irán con Israel

El Eilat Ashkelon Pipeline Co (EAPC), un oleoducto que conecta Irán con Israel, está rodeado de misterio. Existe desde la época del shá de Irán en los años 1960, cuando los dos países tenían excelentes relaciones.

El Comité de Asuntos Exteriores y Defensa del Parlamento israelí acaba de prorrogar por cinco años la prohibición de revelar cualquier información sobre esta instalación bajo pena de acusaciones de espionaje y castigo de hasta quince años de prisión, informa el boletín de defensa e información estratégica francés TTU.

El misterioso proyecto es resultado de un acuerdo conjunto firmado entre Israel e Irán en 1968. Su objetivo era transferir petróleo iraní al Mediterráneo a través del territorio israelí.Los dos gobiernos fundaron el EAPC como socios igualitarios cuando Egipto bloqueó el paso de barcos con destino a Israel a través del Canal de Suez. La compañía construyó una tubería que conecta el puerto de Eilat, en el mar Rojo, con el puerto de Ashkelon, en el Mediterráneo, para eludir el canal.

El oleoducto iba a ser utilizado para abastecer a Israel con petróleo, pero también para garantizar las exportaciones del crudo de Irán a Europa. Sin embargo, los estrechos vínculos entre los dos Estados se rompieron después de la revolución de 1979, cuando se instaló la república islámica que funciona hasta ahora.

Después del derrocamiento del shá, Israel nacionalizó el oleoducto. En 2015, un tribunal suizo sentenció a Israel a pagar una indemnización de 1.100 millones de dólares por su cierre a Irán, lo que Israel se negó a hacer.Desde entonces, Tel Aviv hace todo lo posible para evitar pagar la compensación a la república islámica, destaca el portal TTU, incluido la creación de una nueva empresa para gestionar el oleoducto, Europe Asia Pipeline Co.

En los últimos años, las actividades de estas empresas se han diversificado: la tubería se ha actualizado para permitir el flujo inverso de petróleo, lo que permite que el crudo del mar Negro y del mar Caspio se transfieran a Asia desde la terminal en el mar Rojo.

La compañía actualmente emplea a 350 personas y goza de un estatus muy especial, por ejemplo, está exenta de pagar el impuesto sobre la renta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *