KARL TOWNS llenó expectativas con Minnesota

Por aquello del llamado ‘maleficio del segundo año’ muchos se mostraron escépticos y quisieron esperar lo que sucedería con el dominicano Karl Anthony Towns en la recién finalizada temporada de la NBA 2016-17.

Lo cierto es que el gigante pívot de 7’0 pies de estatura procedente de la universidad de Kentucky volvió a asombrar a todos con un juego más depurado, mucho más efectivo a la ofensiva y más dominante como centro, lo que lo sitúa desde ya entre los mejores jugadores de su posición en la actualidad.

El primer pick de los Wolves, elegido de forma unánime Novato del Año en la campaña 2015-16, escribió de nuevo su nombre con letra dorada de récord en récord.
Lo cierto que su pasada actuación fue histórica, no solo para su equipo, sino también para la NBA.

En el último partido en casa de la temporada regular, el mismo en el que los Wolves desvelaron su nuevo logo, encestó 26 puntos para convertirse en el máximo anotador de la franquicia que ostentaba Kevin Love, cuando en 2013-14 logró anotar 2010 puntos.

Luego en su último encuentro ante Houston Rockets se convirtió en el primer jugador en la historia en alcanzar los 2,000 puntos, 1,000 rebotes y 100 triples en la misma temporada. Para ello necesitaba 14 rebotes y 2 triples.
En este caso también lo volvió a conseguir, terminando el partido con 28 puntos, 21 rebotes y 3 triples en su cuenta.

Es también el primero desde Tim Duncan en conseguir 2,000 puntos y 1,000 rebotes.
Su efectividad de anotar y capturar lo situaron en el segundo puesto de la liga en doble-doble con un total de 62 para igualar con Russell Westbrook.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *