Alimentos que mantienen fuerte y sano a tu corazón

Si quieres combatir las enfermedades cardiacas, hay muchos alimentos que puedes incorporar a tu dieta para hacerlo. Sabemos que puedes pensar que en esta lista sólo habrá frutas y verduras, y aunque son increíblemente saludables para ti, hay muchos más alimentos que deberías comer. Para ayudarte a empezar tu viaje hacia la salud, hemos recopilado una larga lista de alimentos fantásticos que deberías comer

Garbanzos

Aunque los garbanzos sean pequeños, están repletos de nutrientes cardiovasculares. Cargados de fibra, potasio y vitaminas, los garbanzos pueden reducir el colesterol y disminuir el riesgo de enfermedades cardiacas.

Café

¡Alégrense los aficionados al café! Al parecer, esta bebida amarga puede hacer maravillas por el corazón. Su consumo moderado reducirá el riesgo de enfermedad coronaria, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular. Dirígete ya a tu cafetería favorita!

Arándanos

Esta fruta no sólo es deliciosa, sino que además contiene muchos antioxidantes y nutrientes. No estaría aquí si no te ayudara a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiacas. Aparte de eso, también previene las infecciones urinarias y reduce los factores de riesgo de enfermedades de las encías, úlceras de estómago y cáncer.

Higos

¡Los higos están criminalmente infravalorados! Son una maravillosa fuente de nutrición para tu corazón. Esta fruta dulce está llena de calcio y fibra. Los higos pueden incluso invertir los efectos de las enfermedades cardiovasculares!

Semillas de lino

Si no comes pescado ni frutos secos pero necesitas ácidos grasos omega-3, ¡apuesta por las semillas de lino! Normalmente se añaden como aderezo, y contienen montones de antioxidantes, estrógenos y nutrientes que favorecen la salud de tu corazón.

Red Hot Chili Peppers

Californication es un álbum legendario, aunque esta vez nos gustaría que te centraras en los auténticos Red Hot Chili Peppers. Gracias a la capsaicina que contienen, ayudan a bajar la tensión arterial y los niveles de colesterol. Es una gran noticia para tu corazón, ¡aunque no recomendamos comerlo entero!

Jengibre

Fans del jengibre, ¡tenemos buenas noticias! El consumo regular de esta especia de olor maravilloso reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión y las cardiopatías coronarias.

Pomelo

¿Sabías que el pomelo contiene mucha fibra, potasio, licopeno y colina? ¡Es cierto! Es una forma estupenda de mantener a raya la salud de tu corazón. Incluso se recomienda en la dieta DASH, un patrón nutricional destinado a bajar la tensión arterial.

Té verde

Esta bebida refrescante contiene muchos antioxidantes y ayuda a prevenir la acumulación de placa arterial. ¡También reduce el LDL, el colesterol y los triglicéridos! Bébetelo si quieres mejorar la salud de tu corazón.

JudíasAlubias rojas

Ricas en magnesio, proteínas y folato, las alubias rojas tienen poca grasa y mucha fibra. Anímate y añádelas a tus sopas y guisos si lo deseas. Esto significa que reducen los niveles de homocisteína y disminuyen eficazmente el riesgo de derrames cerebrales, enfermedades cardiacas ¡e incluso cáncer!

Naranjas

¡A todos nos encantan las naranjas! Esta fruta puede saciar tu sed, pero también puede ayudarte a absorber el colesterol de la comida. Contiene fibra, nutrientes, vitamina C y potasio. Estos componentes son estupendos si deseas eliminar el sodio, bajar la tensión arterial y neutralizar las proteínas poco saludables.

Col rizada

Este miembro de la familia de las coles es extremadamente bueno para ti. La col rizada está llena de ácidos grasos omega-3, antioxidantes y fibra. Contiene nutrientes que garantizan la salud de tu sistema cardiovascular y combaten las enfermedades del corazón. Es una gran adición a las comidas, ya que es baja en grasas y calorías.

Ajo

No dudes en consumirlo en pastillas si no te gusta el sabor! El ajo es estupendo para mantener alejados a los vampiros, aunque también debes saber que puede reducir el nivel de placa en las arterias, bajar la tensión arterial y disminuir las enzimas que restringen los vasos sanguíneos.

Vino tinto

¡No tienes por qué renunciar a todos tus vicios! No dudes en beber vino tinto (con moderación, por supuesto). Los expertos revelaron que hacerlo puede aumentar tus niveles de HDL y prevenir la acumulación de colesterol. Además, contiene antioxidantes que previenen la formación de coágulos de sangre poco saludables, ¡al mantener flexibles los vasos sanguíneos!

Chocolate

También está bien darse un capricho con tu tableta de chocolate favorita de vez en cuando. Este dulce capricho te hará sentir mejor al instante, por no mencionar que reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiacas y derrames cerebrales.

Un estudio de Harvard afirmó que consumir regularmente cacao crudo mejora la tensión arterial y evita la hipertensión. Cómelo con moderación y verás cómo mejora la flexibilidad de los vasos sanguíneos, mejora la presión arterial y disminuye el riesgo de enfermedades relacionadas con el corazón.

Lentejas

Las lentejas pueden hacer maravillas con el plato que estés preparando, aunque centrémonos en los beneficios cardiosaludables que aportan estas legumbres.

Además de ser una excelente fuente de potasio, proteínas y magnesio, reducen el riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares. Otros beneficios son que bajan la tensión arterial, reducen los niveles de colesterol y el riesgo de acumulación de placa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − cuatro =