Fiscal de Guatemala busca impedir por todos los medios que Arévalo asuma presidencia

Ciudad de Guatemala. La fiscal general de Guatemala, firme opositora del presidente electo Bernardo Arévalo, ha elaborado una compleja estrategia para debilitar su mandato o impedir que tome posesión, según cinco fuentes conocedoras del pensamiento de la jefa del Ministerio Público del país centroamericano.

Guatemala está sumido en una crisis política que ha visto cómo manifestaciones históricas paralizaban el país más poblado de Centroamérica, obligando a cancelar vuelos.

En el centro se encuentra la fiscal general, Consuelo Porras, a quien los manifestantes culpan de intentar impedir que Arévalo tome posesión de su cargo el 14 de enero. Porras se enfrenta a la condena internacional, incluida la de Estados Unidos.

Arévalo, defensor de la lucha contra la corrupción, obtuvo una victoria aplastante en agosto, pero ha recibido una reacción violenta por parte de la clase política.

Porras se enfrenta a fuertes llamamientos a dimitir, incluido el de Arévalo, que la acusa de intento de golpe de Estado, pero la fiscal sigue adelante con una estrategia múltiple para bloquearle, según las fuentes que han participado en las reuniones.

«Ella sigue teniendo el apoyo del presidente y de la élite económica conservadora y van a hacer de todo para que Arévalo no asuma», dijo una de las fuentes.

Sin duda, las investigaciones de Porras sobre Arévalo y su partido Semilla no han tenido éxito hasta ahora y los tribunales han bloqueado anteriores intentos de suspender a Semilla.

Pero la continua presión de Porras ha enturbiado la transición de Gobierno y podría llevarla a solicitar una orden de detención frente Arévalo cuando expire el 31 de octubre una orden judicial que bloquea una solicitud anterior de suspensión de Semilla, dijeron las fuentes.

Porras, en un comunicado a través de su portavoz, dijo que siempre ha actuado en estricto cumplimiento de la ley.

La jefa del Ministerio Público pretende inyectar confusión desacreditando el voto y suspendiendo a Semilla, dijeron las fuentes.

Uno de los tres casos legales que busca llevar a cabo pretende demostrar que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) compró el software de recuento de votos conocido como TREP a un precio elevado, posible motivo para acusar a los funcionarios electorales de fraude, dijeron las fuentes.

Porras también planea desacreditar el sistema de captura de datos de votación que muestra los resultados preliminares mediante la comparación de la información con los datos registrados manualmente, dijeron las fuentes.

Cualquier discrepancia podría poner en entredicho los resultados electorales.

Otra táctica de Porras, según las fuentes, es utilizar supuestos ejemplos de firmas de votantes falsas registradas a nombre de Semilla para suspender al partido.

Los fiscales allanaron la sede de Semilla, así como el TSE en septiembre, incautando documentos de ambos.

Arévalo ha dicho anteriormente que su victoria en las urnas no puede ser anulada.

La condena internacional de Porras ha sido contundente. Luis Almagro, jefe de la Organización de Estados Americanos (OEA), ha dicho que las medidas de la fiscalía han dado «un ejemplo vergonzoso».

Desde 2021, el Departamento de Estado estadunidense ha incluido a Porras en una lista de actores corruptos y antidemocráticos.

El presidente saliente, Alejandro Giammattei, ha dicho que por ley no puede pedir la renuncia de Porras, a pesar de la creciente presión pública.

«La fiscal general no va a renunciar a su cargo», añadió el portavoz de Porras.

Los aliados de Arévalo insisten en que detenerle es imposible porque su victoria electoral le otorga inmunidad.

«Esos escenarios (…) que han tratado de instalar no tienen ningún fundamento jurídico», dijo José Carlos Sanabria, recientemente electo diputado de Semilla.

Tamara Taraciuk, directora del programa de Estado de Derecho del centro de estudios Inter-American Dialogue, dijo que impedir que Arévalo asuma el cargo sumiría a Guatemala en una mayor confusión.

Los manifestantes han bloqueado la sede de la fiscalía y han cortado algunas vías principales.

Las protestas comenzaron de forma pacífica -con participantes que organizaron bailes y clases de yoga-, pero se tornaron violentos en los últimos días. El lunes murió una persona en los enfrentamientos con grupos armados. Desde entonces se han levantado muchos bloqueos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 16 =