Lavrov advierte que no habrá piedad con organizadores de asesinato de hija de asesor de Putin

Moscú, 23 ago (EFE).- El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, advirtió hoy que no habrá “piedad” con los organizadores del asesinato el pasado sábado de Daria Dúguina, hija de un conocido pensador ultranacionalista ruso.

“Considero que fue un crimen bárbaro para el que no puede haber ningún perdón”, dijo en rueda de prensa.

Lavrov no se atrevió a juzgar si se trató de un “acto de intimidación o un ajuste de cuentas”, aunque recordó que el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), que acusó el lunes directamente a Ucrania del asesinato, está investigando el crimen.

“Espero que la investigación concluya pronto y, como resultado, por supuesto, no puede haber ningún tipo de piedad con los organizadores (del asesinato), los que lo encargaron y con los autores”, señaló.

Miles de moscovitas se acercaron esta mañana al velatorio de Dúguina, a la que la víspera el presidente ruso, Vladímir Putin, condecoró de manera póstuma con la Orden Al Valor.

Putin tachó de crimen “vil y cruel” el asesinato de la joven, que ejercía de periodista, politóloga y portavoz de su padre, Alexandr Duguin.

Dúguina, de 30 años, murió el pasado sábado al estallar una bomba en la parte inferior de su vehículo cuando circulaba por una carretera en las afueras de Moscú.

Según el FSB, antiguo KGB, el crimen fue perpetrado por una agente de los servicios especiales ucranianos, que llegó a Rusia el 23 de julio y huyó a través de Estonia.

Ucrania negó rotundamente cualquier implicación en la muerte de Dúguina y pronosticó que las fuerzas de seguridad rusas organizarán nuevos atentados en su territorio para movilizar a la población contra el país vecino, donde el Ejército ruso libra una campaña militar.