Insólito: un guardia del palacio de Buckingham estuvo a punto de disparar a Isabel II

Según comentó al medio un antiguo miembro del equipo de vigilancia del palacio, el incidente se produjo a las 3.00 de la mañana, cuando el guardia estaba patrullando por el territorio de la residencia y vio una figura caminando en la oscuridad.

En aquel momento, pensó que se trataba de un intruso y le preguntó que quién era, con el dedo en el gatillo… cuando de repente oyó: “Soy la reina”. “¡Maldita sea!, su majestad, casi le disparo”, gritó el hombre, asustado. Sin embargo, la monarca le respondió bromeando: “Está bien. La próxima vez, voy a tocar el timbre para que no tengas que dispararme”.

Según varias fuentes cercanas a la familia real, la reina suele caminar por los jardines y salas de su residencia londinense durante la noche, ya que sufre de insomnio. El exguardia, sin embargo, no aclaró cuándo se produjo exactamente este incidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 9 =