EEUU y Corea del Sur realizan un ensayo de bombardeo aéreo sobre Norcorea

Cuatro aviones de combate F-35B y dos bombarderos B-1B de la Fuerza Aérea de EEUU realizaron un simulacro de bombardeo sobre la península de Corea junto con aviones surcoreanos, informó la agencia Yonhap que cita a un funcionario del Ministerio de Defensa en Seúl.

Los bombarderos B-1B llegaron a Corea desde la base en la isla estadounidense de Guam y los F-35, desde otra base ubicada en Japón.Corea del Sur estuvo representada en el ejercicio por seis aviones de combate.

El simulacro de bombardeo se llevó a cabo al día siguiente de que el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, y la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, advirtieran de que las opciones diplomáticas con respecto a Corea del Norte están a punto de agotarse y solo quedaría la via militar.

En una entrevista con la CNN, Haley dijo que hay un gran número de opciones militares sobre la mesa y, si fracasa la diplomacia, será el Pentágono el que se encargará del asunto.También Tillerson, en declaraciones a la CBS, afirmó que la vía militar será la única que quede si las gestiones diplomáticas no surten efecto.

Corea del Norte realizó este año su sexta prueba nuclear, la de una bomba de hidrógeno para ser colocada en misiles intercontinentales, y una quincena de pruebas de proyectiles balísticos, incluyendo el lanzamiento de dos supuestos ICBM capaces de alcanzar el territorio de EEUU y dos misiles de alcance intermedio que sobrevolaron la isla japonesa de Hokkaido.

También amenazó con disparar sus misiles hacia la isla estadounidense de Guam donde están emplazados los bombarderos estratégicos B-1B Lancer.En agosto pasado, varios militares estadounidenses de alto rango revelaron al canal de televisión NBC News que el Pentágono tiene un plan de ataque preventivo a las bases de misiles en Corea del Norte y que los B-1B Lancer estacionados en la base aérea Andersen, en Guam, serían la pieza clave.

Estos aviones supersónicos con alas de geometría variable realizaron desde mayo pasado una docena de simulacros de una operación de esas características.

En una misión real, según este medio, los B-1B Lancer llevarían bombas convencionales, irían escoltados por cazas, aviones de repostaje en vuelo y guerra electrónica y contarían con el apoyo de drones y satélites.

(Sputnik)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − dos =