EE.UU. y Gran Bretaña bombardean a los hutíes en Yemen (videos)

(RT) El presidente de EE.UU., Joe Biden, detalló que la ofensiva contó también con el apoyo de Australia, Baréin, Canadá y los Países Bajos y actuó «contra cierto número de objetivos en Yemen».

EE.UU. y el Reino Unido lanzaron este viernes varios ataques contra las posiciones de los hutíes en Yemen.

De acuerdo con un miembro del consejo de seguridad del grupo hutí, Abdulsalam Jahaf, los bombardeos se realizaron contra Saná, Al Hudayda, Dhamar y Sa’dah. Además, se difundieron reportes sobre explosiones en la ciudad de Taiz.

Biden: se trata de «una respuesta directa a los ataques sin precedentes de los hutíes»

El presidente de EE.UU., Joe Biden, señaló  que la ofensiva contó con el apoyo de Australia, Baréin, Canadá y los Países Bajos. Indicó que fueron bombardeados «objetivos en Yemen, usados por los rebeldes hutíes para poner en peligro la libertad de navegación en una de las vías marítimas más vitales del mundo».

De acuerdo con sus palabras, la ofensiva representa «una respuesta directa a los ataques sin precedentes de los hutíes contra los buques marítimos internacionales en el mar Rojo, que incluso usaron misiles balísticos antibuque por primera vez en la historia».

El secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, señaló que los ataques impactaron contra sitios «asociados con vehículos aéreos no tripulados de los hutíes, misiles balísticos y de crucero y capacidades de radares costeros y de vigilancia aérea».

NBC News informa, citando a dos funcionarios de EE.UU., que los ataques se realizaron con aviones de combate y misiles Tomahawk que fueron lanzados desde buques de guerra.

Sunak: un acto de «defensa propia»

Mientras tanto, el primer ministro británico, Rishi Sunak, afirmó que los ataques en conjunto con Estados Unidos contra objetivos terrestres hutíes en Yemen fueron un acto de «defensa propia».

Sunak, quien confirmó una serie de «ataques selectivos» de la Fuerza Aérea británica, indicó que se trató de una ofensiva en respuesta a las acciones «peligrosas y desestabilizadoras» de la milicia hutí durante los últimos meses contra el transporte marítimo comercial en el mar Rojo. 

Desde Yemen advierten de «un alto precio» para EE.UU. y el Reino Unido

El viceministro de Asuntos Exteriores de Yemen, Hussein Al-Aziz, denunció que su país «fue objeto de un ataque agresivo y masivo por parte de buques, submarinos y aviones de guerra estadounidenses y británicos».

Sin duda, Londres y Washington tendrán que prepararse para pagar un alto precio», declaró.

Por su parte, el movimiento de los hutíes rebeldes Ansar Allah amenazó con atacar las bases estadounidenses y británicas en la región si estos países amplían la escalada de las hostilidades. El responsable del grupo subrayó que el movimiento tiene «capacidades» que les permiten ejecutar su defensa.

Además, medios israelíes informaron posteriormente del lanzamiento de una gran serie de misiles tierra-tierra por parte de las Fuerzas Armadas yemeníes. De acuerdo con medios sirios, se trata de una contraofensiva de las Fuerzas Armadas de Yemen, que han comenzado a responder enérgicamente con ataques a buques de guerra británicos y estadounidenses en el mar Rojo.

En relación con los bombardeos, Rusia solicitó mantener este viernes una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU. 

Este miércoles, el secretario de Defensa del Reino Unido, Grant Shapps, declaró a The Times que su país iba a atacar la infraestructura de los hutíes en Yemen. Shapps también acusó a Irán de ser «los ojos y los oídos» del grupo rebelde yemení proporcionándole información de su inteligencia, y señaló que Teherán está «fuertemente detrás» de los ataques en el mar Rojo.

En espera de esas acciones, un miembro del consejo de seguridad del grupo hutí, Abdulsalam Jahaf, declaró que quemarán «buques de guerra y bases estadounidenses». «¿Los estadounidenses, británicos y sionistas esperan que cualquier acción hostil contra Yemen nos distraiga de la defensa de Gaza?», preguntó a través de sus redes sociales. «Nos enfrentaremos a EE.UU., lo arrodillaremos y quemaremos sus buques de guerra y todas sus bases, y [las] de todos los que cooperen con ellos, cueste lo que cueste», declaró.

  • Las Fuerzas Armadas de Yemen, controladas por el movimiento de los hutíes rebeldes Ansar Allah, declararon  en noviembre su intención de atacar cualquier barco israelí en el mar Rojo, tanto los que porten su bandera como los que son propiedad o están operados por empresas del país hebreo. A principios de diciembre confirmaron esa declaración, afirmando que atacarían «cualquier barco que se acerque a Israel».
  • Desde el Mando Central de EE.UU. indicaron que los hutíes han atacado más de 20 buques desde noviembre.
  • En respuesta, EE.UU. anunció el operativo militar Prosperity Guardian, dirigido contra los hutíes para garantizar la seguridad en la navegación de buques en la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =