Narco venezolano arrestado en 2015 señalado como organizador del concierto de Romeo

Descubren las irregularidades en el concierto de Romeo Santos en Venezuela y su vínculo con un narcotraficante

Una investigación autorizada por la fiscalía de Venezuela tras el concierto de Romeo Santos en ese país, que generó la ira tanto del cantante como de los asistentes al show por supuestas irregularidades que hicieron que el chico de las poesías saliera a escena pasadas las 4:00 am, determinó que un narcotraficante apresado en 2015 es uno de los dueños de la productora responsable del evento.

Se trata del empresario venezolano Juan Carlos Araujo, director de la compañía Producciones Solid Show 2050, creada en 1996.

Como reseña un artículo publicado en Diario Libre en 2015, las autoridades venezolanas lo detuvieron por su presunta vinculación con el decomiso de 450 kilogramos de cocaína en República Dominicana.

El presidente de la empresa de espectáculos Solid Show, Juan Carlos Araujo Durán, y el sargento de la Guardia Nacional Pablo Silva fueron arrestados el 17 de marzo en República Dominicana con 450 kilogramos de cocaína que habían sido transportados en un avión privado, indicó el Ministerio Público en un comunicado.

Además, durante la detención del empresario en Caracas fueron decomisados cuatro vehículos, una escopeta pequeña y un revólver, precisó la Fiscalía. El militar fue aprehendido en las inmediaciones de un aeropuerto de la localidad central de Charallave, desde donde salió la aeronave con la droga hacia República Dominicana.

Por este caso fueron detenidas en Venezuela hace más de una semana otras cuatro personas, entre ellas tres militares. Las autoridades de República Dominicana también realizaron varios arrestos tras el decomiso de la droga.

Modo de actuar

La información actual suministrada por el Ministerio Público venezolano alborotó de nuevo el avispero por las denuncias que hizo el fiscal general de esa nación, Tarek William Saab.

Según lo que se desprende de esas denuncias y de la participación de Araujo Durán, se desprende entonces que el empresario, actualmente cumpliendo condena en una cárcel venezolana, no solo gestionó sus influencias para traer al artista dominicano, sino que además organizó un concierto en los espacios de una base militar (La Carlota) y que hasta ahora no se sabe quién le ayudó a gestionar los permisos requeridos.

El Fiscal denunció que Araujo también estuvo involucrado en la estafa millonaria del concierto de Anuel AA, en marzo del mismo año. Asimismo, que el grupo de delincuencia organizada con el que Juan Carlos Araujo Duran operaba para estafar incluye al director de su centro de reclusión, Argenis Guerra, ya privado de libertad.

Ira de Romeo Santos

El artista estadounidense de origen dominicano se presentó en esos países ante un estadio lleno, cuyos seguidores tuvieron que esperar hasta casi las cinco de la mañana para ver a su ídolo cantar, algo que, como era de esperarse, generó molestias y lo convirtió en tendencia en las redes sociales.

«Son las 5 de la mañana y no he dormido nada esperando a Romeo», escribió un usuario venezolano enojado en una de las publicaciones de Instagram del artista.

Otro que se quejó del show presentado en Aruba aseguró: «El concierto en Aruba, en mi opinión, fue una falta de respeto para el público, que pagamos para ir a ver un concierto que se realizó a las 4:15 am, o sea, ya en la madrugada», dijo.

«No les importó que hubiera personas desde las 8 de la noche. Realmente fue una grosería», agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 9 =