MIS CREACIONES LITERARIAS…

Federico Sánchez -FS Fedor-

De mi poemario:

1. BALADAS DE MI PAÍS, 1981

Segunda parte… Selección:

Siempre escribo tu Nombre en MAYÚSCULA

A Gladys

I
Grandes ojos nos miraban
como luciérnagas atravesando, fugaces,
los recuerdos de la patria

y ese sombrero tuyo
y los rugidos de campanas
interrumpiendo la hora culminante del amor.
Nos molestaban aún los acechos viscosos de los vecinos
entreabriendo arbustos y flores de cristal
sin pensar en las implicaciones de tu timidez.

II
L os gladiolos escogían
un momento para llamarte
y yo, ufano, me despojaba de ingratitud
y regresaba alegre a tu cuerpo,
a las torturantes efemérides de tu cuerpo,
tibia noche en una solitaria;

me revolvía en tus espinosos pechos
que son volutas transitando en el aire
y escenarios donde arvejas florecen solas
y montañas donde un guerrillero explora solo.

III
A ntes del anochecer
olvidaba de pronto el color de tus ojos
que llorando preguntaban sus destinos;
pero bastaba encontrarnos y ya los recuperaba
y volvíamos al juego de mimarnos
quizás en un rincón oscuro
o en el patio con Gladiolos
por donde vecinos incautos aún te miran,
quizás en el cinematógrafo
o en la trastienda de una barra
o sin quizás en la Plaza La Trinitaria donde creo te hice mujer
recalcando tus confesiones de amor.

IV Decenas de labios despintados
abríanse como pétalos en inmensa mansedumbre
apeteciendo el jugoso manjar de tu nombre
y sólo Gladiolos otra vez sopesaban ternuras
y tú, !oh negra innumerable!, venías despacio hacia mí
tropezando con la ladera de mi piel,
con la tibieza de mi piel,
con mi costumbre de alzar el vuelo extático en tu pista de senosodio de senoflor,
de senófilo.
Venías hacia mí ondeando tus banderas de azucena,
ordenando
todas mis suspicacias y sin nombrar palabras,
abriéndote
en el manto de la noche o en la tiniebla bronca,
derrumbando
desde ti los bordes fascistas de tu bravura
y me enclavabas en el territorio de tu piel.

V
Y después pasé por tu otoño
con la adarga al brazo, pero tu primavera me hizo resistencia
y nos enfrascamos en la distancia de tu guerra,
crucé la cordillera de tu conciencia, su maleza, su ecuménica situación,
me detuve en sus montañas más escabrosas
y jugaba con palabras como un recién nacido,
hambriento,
envalentonado,
como quien suelta raudos suspiros
después de la última cárcel;
usé a mi antojo las riendas de tu altivez,
descendí y qué manera de descender, despatarré la simiente de tu primavera,
al otoño volví y poco a poco lo fui cubriendo todo,
paso a paso lo fui absorbiendo todo
-tus especímenes,
mi invasión sin botas,
tus calaveras flácidas,
mi comisura de embebidos labios, tus movimientos de ríspido volcán- y un escalofrío atravesó todo el espacio de tu cuerpo denominándose mujer,
agudizándose la contradicción
de tu histeria.
Nadie se atrevió a subir el dedo didáctico
para señalar tu inmunidad.

Mas hoy que proso ese recuerdo resulta chocante
cantar elegías a la distancia. El descrédito de mi piedad me avergüenza como a un suicida que no reconoce su desarropado error de abandonar el mundo a destiempo.

¿Cómo abordar el lomo de tu cuerpo,
tocar el rostro blanco de tu niñez y guiarte por mi carrera?

Ahora sólo me queda buscar otra barca
con una calesita algo más cómoda a esa espinosa cordillera
que componen tus montañas, los ríos y el sexo de tu conciencia.

VI Siempre que escucho
el temblar de las campanas
y pasa una mujer con sombrero
y veo una pareja sobre La Plaza
donde alpinistas escarban aún gramas como la tuya,
entonces escribo, GLADYS, tu Nombre en MAYÚSCULA.

Octubre, 1980.-

Poética

¡Oh momento mágico, oh poesía de hoy, contigo es posible decirlo todo!

Roque Dalton

Pastora de rebaño descarriado hormigón de fuego infierno como huracán ¡Marcha triunfal! ¿Idea de patriarca? Masa irredenta ¡Camarada! Lealtad ¿Suicidio? ¿Ser comunista? ¡Ah mínima intrusa soliloquio imperfecto!

¿Cómo arrancar raíces para nombrar el cúmulo de la poesía? A los poetas nos vendría bien sopesar el “Realismo socialista” esa “gran mierda de Stalin” La línea china sería motivo de risa en Lenin: la podadora recorta las cien flores antes de abrirse Tener conciencia es creer en el polvorín de América Central Y la conciencia es una bomba atómica conectada en el umbral de la vida El derechista Cartel se ríe de los humanos y su antípoda ambidiestro juega ping pong a ambos lados

Mientras, todos opinan a su antojo y manera sin tomar en cuenta que la verdad es relativa por eso todos tienen su verdad a media sin que sea una media estadística Veamos diversas opiniones inopinadas: -Pegar frescos en las paredes como pancartas le causa problemas a los comunistas del país ¡Oh país perro expurgado! -El revisionismo deviene falso concepto de “onanista” Que la paz mundial sea contigo paria celebérrimo La oficina de la Revolución de América se instala en Solentiname -El vaho del moho no engendra esperanza -Pero la guerra de guerrilla sí ¡Oh Che! malgastar afiche en tu nombre es imperdonable Sería como navegar en un oscuro mar de orines -El mejor libro de capital importancia es “El Capital” pero Marx no se enteraría sino después de 1917 (esto había sido tratado anteriormente) ¡Puff! -Socórrete mundo incruento Si blasfema a dios crees en su existencia Ser o no ser es el gran dilema del mundo: saber qué ser no es castigo divino -Muchacha de trasero resplandeciente montaraz escabroso sería buen ejemplar para la guerrilla Sí pero ¿para cuál de las Américas? Recuerdo que el anarquismo es un anciano resfriado y no hay tónico alguno que lo haga rejuvenecer -En verdad es muy riesgoso andar debajo de los sobacos con el libro del Che o de Régis Debray -Sí Sí El problema es que somos exiliados inauxiliados y escoger entre dos mundos se hace tarde -Si los poetas tomaran por su cuenta la Revolución siniestro se tornaría el sol y también la poesía esa caja de resonancia en la conciencia mundial -Por las ciudades que ando a tientas tambores innumerables afloran con música y se aprestan a dar sus pasos de redención en tanto sus ecos de polvorín recogen los aprestos en este patio irredento de América -Mejor es un paseo por el mar una fulminante voz sin protesta atisbando los rayos solares acostarse con una desertora guerrillera de relucientes tetas como bestia en calor que nos redima de las angustias en nuestra errónea circunnavegación -Clamamos por una patria dividida y nos ahogamos en su risible vaso de leche -No no por un país paradisíaco y puro como el Trigal donde los granos florecen como Miss Universo con todo y cejas postizas -Escuchamos hablar de la torpeza de la guerra fría de la expansión armamentista de los adelantos de las órbitas terrestres: vocablos que enmadejan los vértices occidentales -Es que los países occidentales casi son parturientas para gozo no forzoso del Pentágono -“…y este es el resultado”: la cuestión occipital de la negra América se ha venido unciendo crema en su gran frente pelada Su calvicie ha sido peinada con frases que entretejen sus intestinos terrenales -Pero ocurre que la palabra Jesús conserva un poco de su crédito que la expresión vida se besuquea con el mundo que si menciono Marx Rimbaud que si digo occidente cambiar la vida transformar estoy en una escalera con ciertas ideas fijas -Las palabras designios bienestar estabilización concordia cuando se trata de tretas innominables apoyadas por ángeles de fuego deambulan como salvación por los pérfidos senderos de mi país -Otras vez mi país tierra desolada muchacho ingenuo que escupe sangre como adulto en espera iracunda de sus reivindicaciones y aborrece las cabriolas de la mona mal pintada que se abalanza y se reniega cínica en la pelambre de su piel -Mi país oveja descarriada huye como pájaros despavoridos de las suicidas menos mendicantes Tus ojos adivinan tu muerte tras la espera de un rocío de fecundación ¡Oh país! después de la poesía contigo todo es posible

1981.-

El autor es periodista, publicista, cineasta, catedrático enO&M y UTESA.

Escritor: poeta, narrador, dramaturgo, ensayista.

E-Mail: anthoniofederico9@gmail.com.

Face Book.

Wasap: 809- 353-7870.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 11 =