Experimento de semana laboral reducida comenzará con 300 empleados

Trabajadores librarían de viernes a domingos dentro del piloto que se iniciará el 1 de febrero/Empresario advierte que no funcionará en todas las empresas de República Dominicana

Más de 300 trabajadores participarán en la implementación del «Plan piloto voluntario de semana laboral reducida» anunciado ayer por el Ministerio de Trabajo, con el cual se busca mejorar la calidad de vida de los colaboradores y la productividad de las empresas, al reducir la jornada regular de 44 a 36 horas.

El plan piloto se iniciará el próximo primero de febrero, con una duración total de seis meses. Se espera que los resultados de su ejecución se tengan a finales de junio.

Los datos serán levantados por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (Pucmm), que analizará la salud y el bienestar del trabajador, la conciliación entre la vida laboral y familiar, el absentismo laboral y la contribución al medioambiente.

Con la reducción a 36 horas por semana se pretenden explorar los posibles beneficios, tanto para los trabajadores como para las empresas participantes, un cambio que podría transformar el panorama laboral, según el Ministerio de Trabajo.

Las empresas participantes del piloto voluntario son:

  • Claro (telecomunicaciones)
  • IMCA (maquinarias pesadas)
  • EGE Haina (energía)
  • Seguro Nacional de Salud (Senasa)
  • Sistema Único de Beneficiarios (Siuben).

Los empleados recibirán el 100 % de sus salarios y se procura mantener el 100 % de la productividad

«Todavía hay algún tiempo, un par de semanas; si otras empresas quieren sumarse a este plan piloto estarían a tiempo de hacerlo. Tendrían hasta el 27 de enero de este año para comunicárnoslo y poderlas introducir también en este piloto», informó el ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps.

Recordó que en la República Dominicana la semana laboral formal es hasta 44 ordinarias, es decir, de lunes a viernes, de ocho horas cada día, y cuatro horas los sábados para completar. 

«El programa que presentamos hoy (ayer lunes) a ustedes: voluntario, piloto de semana laboral reducida, lo que busca es reducir el número de horas a la semana que se trabaja sin que esto signifique una reducción de salario, pero tampoco sin que signifique, obviamente, una reducción en la productividad», indicó De Camps.

«De hecho, la intención y la apuesta es justamente lo contrario: el objetivo es contribuir a la calidad de vida de los trabajadores, por un lado; por otro lado, contribuir también a la productividad del sector productivo nacional mediante la reducción de la jornada laboral semanal».

Ayer en la tarde, el presidente Luis Abinader dijo que el Código de Trabajo no se cambia ni va a recibir ninguna alteración, sino que se trata de un plan piloto para determinar si con menos horas las empresas pueden aumentar su productividad.

«Eso ha pasado en otros países, claro, también en algunas industrias específicas. Vamos a ver en qué termina ese innovador plan», indicó. 

Opinión empresarial

Del sector patronal mostraron su apoyo al plan piloto anunciado por el Ministerio de Trabajo.

«Todo lo que vaya para mejorar la productividad y mejorar la calidad de vida de los trabajadores, o sea, conseguir esas dos cosas, nosotros, obviamente, lo apoyamos. Apoyamos al Ministerio con esta iniciativa», dijo la presidenta de la Confederación Patronal de la República Dominicana (Copardom), Laura Peña Izquierdo.

Reiteró que el piloto es voluntario. Indicó que el Ministerio de Trabajo les hizo un llamado para que las empresas que entiendan que puedan aplicar la jornada laboral reducida lo hagan.

En cambio, Luis Miura, presidente de la Confederación Dominicana de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Codopyme), entiende que el plan piloto puede funcionar para el sector servicios, no así para el de comercio e industrias.

«Luego de uno encender máquina o una línea de producción, no es lo óptimo reducir o parar antes, porque sí afecta la productividad. Para el sector servicios, entendemos que puede ser funcional; entiendo que puede ayudar a muchas cosas», expresó.

Añadió que lo importante de hacer este plan piloto es que la práctica dicte los resultados de si va a funcionar o no en la República Dominicana.

Los que participarán

Mabelle Félix, gerente de Comunicación Externa de Claro -una de las empresas que aplicará el plan piloto-, dijo a Diario Libre que en la compañía hay altas perspectivas de que sea positivo.

Precisó que participarán empleados de departamentos puntuales de la multinacional en el país. 

«Tenemos que esperar esos tres meses (iniciales) a ver qué pasa para que se tome, si es que se tomaría, alguna decisión«, dijo.

Al igual que en Claro, otra de las empresas, EGE Haina, indicó que serán algunos de sus colaboradores de sus áreas administrativas y operativas que participarán en la prueba. La compañía tiene  526 empleados. 

Indicó que se firmó un acuerdo marco para iniciar el piloto el primero de febrero y las modalidades de aplicación particulares serán definidas con las diferentes instituciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =