¿Qué sigue tras la acusación a Trump?

(AFP)

Donald Trump fue acusado penalmente el jueves por un tribunal del estado de Nueva York, algo sin precedentes para un expresidente de Estados Unidos y que es apenas el primer paso en un largo camino legal.

– ¿Qué pasó el jueves? –

La justicia de Nueva York abrió una investigación en 2018 alrededor de un supuesto pago de 130.000 dólares a la estrella porno Stormy Daniels, justo antes de las elecciones presidenciales de 2016, para ocultar una supuesta relación extramatrimonial con Trump.

El monto no había sido declarado en las cuentas de la campaña del candidato republicano, con lo que violaría las leyes electorales estatales, y quedó registrado como «honorarios legales» en los libros de su empresa con sede en Nueva York.

En enero de este año, el fiscal demócrata de Manhattan, Alvin Bragg, puso el caso en manos de un gran jurado.

En Estados Unidos, el gran jurado lo componen ciudadanos elegidos por sorteo que tienen la responsabilidad de investigar con total confidencialidad con el objetivo de determinar si existen pruebas suficientes para presentar cargos formales contra un sospechoso.

Tras escuchar a varios testigos, a mediados de marzo el gran jurado invitó a declarar a Trump, un indicio de que estaba por completar su trabajo.

El expresidente se negó y convocó a sus seguidores a manifestarse contra un futuro «arresto».

El jueves, el gran jurado se reunió a las 14H00 (18H00 GMT) con la presencia de tres fiscales encargados del caso, según The New York Times.

Después de tres horas de deliberación a puerta cerrada, el jurado se mostró a favor de una acusación, cuyos cargos todavía no son públicos.

– ¿Qué pasará en los próximos días? –

Este jueves en la noche, los fiscales contactaron a los abogados de Trump para fijar la fecha en la que comparecerá ante el tribunal de Nueva York, donde será notificado formalmente de la acusación.

Si se negara a comparecer, podría ser arrestado y entonces habría que «extraditarlo» desde Florida, donde reside, hacia Nueva York, dado que cada estado tiene su propio sistema judicial.

Sobre ese escenario, el gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, dijo en Twitter que no cooperaría demasiado, pese a que la Constitución le prohíbe oponerse al traslado.

Sin embargo, según medios estadounidenses, Donald Trump debería acceder a presentarse ante la justicia de Nueva York, probablemente a principios de la próxima semana.

«Será fotografiado, se reseñarán sus huellas dactilares y se presentará a Trump ante un juez que le preguntará cómo pretende declararse: es seguro que dirá ‘no culpable'», explica Carl Tobias, profesor de derecho en la la Universidad de Richmond, Virginia.

– ¿Y luego? –

Es probable que los abogados del expresidente libren una batalla legal para tratar de invalidar la acusación, tal vez argumentando que la investigación fue incriminatoria o alegando un defecto de forma.

Si eso no sucede, el curso normal de la justicia prevé tres escenarios:

– Que se retiren los cargos, algo relativamente frecuente y que podría darse con la llegada de un nuevo fiscal. Sin embargo, es poco probable que pase en el caso de Trump dado su impacto.

– Que el acusado llegue a un acuerdo con los fiscales y acepte declararse culpable para evitar ir a juicio y así obtener una sentencia más leve. Esto es aún menos probable dado que Trump repite con vehemencia que no ha hecho nada malo.

– Que llegue a juicio. Sin embargo, primero debe respetar varios procedimientos y deben darse varias audiencias previas. Una vez más, es probable que los abogados de Trump usen todas las estrategias posibles para retrasar los términos.

– ¿Esto le impide postularse para un segundo mandato? –

Absolutamente no. En Estados Unidos, una persona acusada o incluso condenada penalmente puede postularse para cualquier cargo y ser elegida.

Para ejercer como funcionario, la Constitución solo establece una excepción: haber participado en una «insurrección» o en una «rebelión» contra Estados Unidos.

Trump, quien lanzó en noviembre su candidatura presidencial para 2024, también es objeto de una investigación a cargo de la justicia federal por su papel en el asalto al Capitolio de Estados Unidos, el 6 de enero de 2021, pero en esta etapa no se le ha imputado ningún cargo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 9 =