La mafiosa criptodivisa FTX arrastra a BlockFi a su quiebra // ¿Sigue el desregulado bitcóin?

Bajo la lupa

Alfredo Jalife-Rahme

El contagio pandémico del especulativo universo de las criptodivisas alcanzó a la prestamista de criptodivisas BlockFi debido a la quiebra de FTX: Quiebra de FTX, con sede en Bahamas: blanqueo de Biden, Partido Demócrata, Israel y Zelensky (https://bit.ly/3GZP1Tk) y ¿Dónde quedó el dinero altruista de la estafa de la empresa quebrada de criptodivisas FTX? (https://bit.ly/3im0Skz)

Hasta la columna Lex, del Financial Times (29/11/22), admite que su mayor colapso sugiere que el ecosistema de las criptodivisas es insostenible. BlockFi ya traía problemas muy serios desde inicios de noviembre, cuando Alameda Research, filial de la mafiosa FTX, no pudo devolver 680 millones de dólares a BlockFi que recurrió al famoso Capítulo 11 –refugio de las empresas insolventes para reorganizarse.

En este inextricable enredo financiero/contable aparece en el Tribunal de Quiebras (en Trenton, Nueva Jersey), que BlockFi adeuda mil 200 millones de dólares a los 10 principales acreedores, sin contar el mayor adeudo adicional a sus clientes, donde destacan 730 millones de dólares sólo a Ankura Trust Company LLC, con sede en Nueva Hampshire (https://on.wsj.com/3ilNe0O).

Alexander Gladstone, del WSJ, expone que BlockFi fue fundada hace cinco años por dos jóvenes emprendedores de start-ups Zac Prince y Flori Márquez: apuntalados por Valar Ventures, rama de Thiel Capital, para otorgar préstamos (sic) a los clientes usando sus criptodivisas como colateral, lo cual llevó a un negocio expandido de más de 74 mil millones de dólares. ¿Cómo pueden servir de colateral, es decir, de garantía, instrumentos meramente especulativos como las desreguladas criptodivisas? ¡Se trata de un megaesquema Ponzi global! Resalta el apoyo irrestricto del célebre megaempresario de Silicon Valley Peter Thiel (PT), creador de PayPal (https://on.wsj.com/3iggyFH). BlockFi venía tocada desde hace seis meses cuando se desplomó el bitcóin, lo cual obligó a recortar 20 por ciento de sus 850 empleados (https://cnb.cx/3XIrdcr). Desde la madeja de su pulpo empresarial, PT maneja a Valar Ventures que poseía 19 por ciento de las acciones de BlockFi. PT es un intratable intoxicado de las criptodivisas. En una conferencia el pasado abril en Miami, expectoró que el bitcóin representa un movimiento juvenil revolucionario (https://on.wsj.com/3H0MA37).

Apenas nos encontramos en la punta del iceberg de un pandémico contagio desregulado que implosiona en forma dramática en los cuatro rincones del planeta y uno de cuyos notorios centros especulativos fue Singapur con las hediondas insolvencias de Three Arrows Capital y Vauld Group que a su vez llevaron al refugio del Capítulo 11 a las empresas de criptodivisas Voyager Digital Ltd y Celsius Network LLC, lo cual revela cómo los problemas de una sola empresa de criptodivisas puede hacer estallar huecos en las hojas contables en otra parte, sin contar con un prestamista de última instancia para digerir los malignos activos y frenar el contagio, según Gladstone.

Los truculentos gatuperios del mozalbete de 30 años Sam Bankman-Fried (SBF), que enlodaron al Foro Económico Mundial de Davos, intentaron arrastrar a Elon Musk y a Binance (¡prohibida en Gran Bretaña!) –con su contradictoria sede en el paraíso fiscal británico (sic) de las Islas Caimán, manejada por el chino Changpeng Zhao. BlockFi acaba de demandar a Bankman por sus acciones en Robinhood que FTX usó indebidamente como colateral. Si resultan ciertos los nexos del Partido Demócrata con FTX y de PT con el Partido Republicano, algo muy macabro, que ignoramos los comunes ciudadanos, se estaría desarrollando en la deep web (Internet profundo) que escondería los caños y desagües globalistas del sistema político/financiero/contable high tech, quizá empapados por una etérea guerra de criptodivisas entre EEUU y China que no se atreve a decir su nombre.

En México, ¿alguien vigila el universo de las desreguladas criptodivisas? Por cierto, fue Binance quien destapó la fétida cloaca de FTX.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 11 =