¡Imponente liderazgo de China en 37 de 44 rubros de tecnología de punta, encima de EU!

Bajo la lupa

Alfredo Jalife-Rahme

El Instituto Australiano de Política Estratégica (ASPI, por sus siglas en inglés) –parcialmente (sic) financiado por el Departamento de Estado de EU, según Japan Times– publicó un análisis donde China aventaja en forma asombrosa en 37 de 44 rubros a EU en la tecnología de punta: investigación integral, investigación en el espacio, I&D en energía, robótica, materiales avanzados, tecnología cuántica, etcétera. “La carrera global para el poder del futuro (https://bit.ly/41LXJN7)”. China produce más de cinco veces que las publicaciones de alta calidad de EU, que viene en segundo lugar en la publicación científica de tecnología de punta, pero conserva su primer sitial en computación cuántica y semiconductores avanzados, según Technology Data Tracker (Rastreador de Datos Tecnológicos).

Gabriel Dominguez (sic), del Japan Times, se embelesa del liderazgo asombroso de China en la investigación de la tecnología de punta, donde resalta la muy conocida ventaja de China en inteligencia artificial –enunciada en forma dramática por el Pentágono (https://bit.ly/3Tb1x6N). Dominguez se extravía en una inexistente dicotomía para la investigación científica, entre sus democracias occidentales y China. Se nota que ignora la grandeza de la civilización china que ya en el siglo XI había inventado la pólvora, la brújula, la imprenta, etcétera: cuando EU todavía no había sido fundado y Europa apenas entraba a su medioevo. Pese a su lamentable sinofobia, Dominguez hace un óptimo resumen y no tiene más remedio que aceptar que China se ha posicionado como líder en ciencia y superpotencia tecnológica.

EU conserva el liderazgo en sólo siete rubros analizados: semiconductores avanzados; computación cuántica y de alto desempeño; vacunas; pequeños satélites; sistemas de lanzamiento al espacio, y procesamiento del lenguaje. Resalta que las 10 principales instituciones de investigación en el ranking global se encuentran en China –en particular, la excelsa Academia de Ciencias de China, que descuella en las 44 tecnologías analizadas y en las tecnologías de defensa y el espacio, que incluye motores de aviones avanzados, capacidades de colecta de datos y drones.

Dominguez comenta que el mundo fue sacudido en octubre de 2021 cuando China experimentó en forma exitosa un vehículo de deslizamiento hipersónico (¡megasic!) con capacidad nuclear –de lo que siempre advertimos aquí cuando colocamos a Rusia como la primera potencia de misiles hipersónicos, seguida por China y en un distante tercer lugar por EU, a punto de ser alcanzada por Norcorea (https://bit.ly/3YmS50U). Según Dominguez, la prodigiosa investigación productiva de China tiene todavía que traducirse en una superioridad tecnológica cuando ello comporta implicaciones de corto y largo plazo para los países democráticos (sic).

A corto plazo, la ventaja de Pekín le puede permitir un dominio completo en el suministro global de ciertas (sic) tecnologías críticas, mientras, a largo plazo, su poderoso posicionamiento en investigación significa que China se puede colocar en forma excelente en el desarrollo tecnológico presente en casi todos los rubros, sino que también en futuras tecnologías que aún no existen. Una de las propuestas de ASPI consiste en congregar las fuerzas colectivas de los grupos democráticos (sic) como la Unión Europea, el QUAD (https://bit.ly/3KGdxLi) y el AUKUS (https://bit.ly/3ZE2Pcm).

Quizá ASPI, dependiente del Departamento de Estado de EU, haya abultado su ranking con tal de empujar a que el Congreso de EU financie la nueva carrera tecnológica del siglo XXI, por lo que sería prudente esperar las respectivas reacciones de China, Rusia e India. Por ahora, en el pleno del Congreso Nacional del Pueblo de China (https://bloom.bg/3yftDnH) se planteó la creación de una agencia para manejar los datos, restructurar el Ministerio de Ciencia y Tecnología y fortalecer la vigilancia de su sistema financiero de 60 millones de millones (¡megasic!) de dólares.

China restructura su sistema financiero con miras a su odisea tecnológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 1 =