¿Cómo podemos disminuir la probabilidad de un derrame cerebral?

Existen numerosos factores que podrían causar un accidente cerebrovascular (ACV) en las personas: algunos de ellos no pueden ser evitados como edad avanzada, herencia familiar y raza, pero hay también factores que pueden ayudar a no experimentar un ictus en la vida. Aquí le presentamos los evitables.

Hay dos tipos de ataque cerebrovascular: ictus isquémico o infarto cerebral que se provoca por una disminución importante del flujo sanguíneo en el cerebro, de manera anormalmente brusca; e ictus hemorrágico que es causado por la rotura de un vaso cerebral.

Una manera para reducir las consecuencias de un derrame cerebral es reconocer bien los síntomas del ACV para poder atender el problema lo más antes posible. Algunos de los síntomas son los siguientes:

  • Adormecimiento o debilidad repentina en la cara, el brazo o una pierna, especialmente en uno de los lados del cuerpo
  • Confusión repentina, dificultad para hablar o para entender
  • Repentina dificultad para andar, mareo, pérdida de equilibrio o coordinación
  • Problemas repentinos para ver en uno o los dos ojos
  • Dolor de cabeza repentino sin que se conozca la causa
  • Problemas del habla o del lenguaje
  • Estilo de comportamiento cauto, enlentecido
  • Pérdida de memoria
  • Problemas en la visión
  • Comportamiento inquisitivo, acelerado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *