Atemoriza a la OTAN el surgimiento de una alianza militar ruso-china

Los planes de Rusia y China de realizar las maniobras marítimas conjuntas Cooperación Marítima 2017 provocan inquietud en las filas de la Alianza Atlántica, opinó en declaraciones a Sputnik el experto militar Víctor Baranets.

Moscú y Pekín se preparan para los tradicionales ejercicios Cooperación Marítima. La primera fase se iniciará a finales de julio en el mar Báltico y, en septiembre, el entrenamiento continuará en el mar de Japón y en el de Ojotsk.

Los ejercicios conjuntos ya causaron preocupación entre algunos países miembro de la OTAN. El ministro de Defensa de Polonia, Antoni Macierewicz, acusó a Rusia y China de “amenazar al mundo libre” con su alianza estratégica.

“Hasta ahora, Rusia y China trataron de ocultar su alianza estratégica. Intentaron crear la impresión de que tal unión no existe. Simularon una situación de conflicto para engañar a la opinión pública occidental, incluso a algunos de sus líderes”, declaró Macierewicz.

El político está seguro de que actualmente Moscú y Pekín se han puesto de acuerdo en que “es necesario quitarse el camuflaje” y “amenazar al mundo libre”.

El experto Víctor Baranets calificó las declaraciones del ministro polaco como una señal clara de que los países de la OTAN tienen pánico a la idea de una alianza militar entre Rusia y China.

“Son los quejidos rituales de la OTAN, y los gritos de Polonia son los más fuertes”, destacó el experto.

Baranets recordó que los ejercicios conjuntos de Rusia y China, sea cual sea su tamaño, y “dondequiera que se realicen, ya sea en tierra o en el mar”, siempre causan comentarios “si no de pánico, por lo menos de recelo” por parte de los miembros de la OTAN.

Un miembro de la tripulación de la Marina estadounidense al lado del caza F / A-18 Super Hornet que se prepara para despegar del USS Ronald Reagan, portaaviones de la clase Nimitz de propulsión nuclear

Es particularmente sensible la reacción de Japón a las maniobras en el Lejano Oriente ruso, porque afectan a las disputas chino-japonesas por la soberanía de las islas del mar del Sur de China, añadió.

“Pero existe una única causa para todo: EEUU, la OTAN y sus aliados tienen mucho miedo de la alianza militar ruso-china. Hace un año, el presidente de la República Popular China, Xi Jinping, pronunció por primera vez la frase, que hizo temblar a Washington y la sede de la Alianza Atlántica —sobre la posibilidad de crear una alianza militar entre China y Rusia—. Anteriormente, solo se había hablado de cooperación entre ambas naciones. Ahora, Pekín declara abiertamente que no se excluye la unión militar. Y esto, por supuesto, es un motivo de pánico para la OTAN”, apuntó Baranets.

El experto subrayó que a los miembros de la Alianza les traicionan tanto los nervios que ni siquiera el anuncio del Pentágono, que informó de que Pekín y Washington iban a conducir también ejercicios marítimos conjuntos, logró tranquilizarlos.

Sputnik

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *