El destructor de EEUU casi zozobra tras colisión; hallan cuerpos de marineros

YOKOSUKA, Japón (Reuters) – Cuerpos de los marineros desaparecidos fueron hallados en compartimentos inundados del USS Fitzgerald, que estuvo a punto de hundirse después de que una colisión con un buque portacontenedores en Japón provocase un corte bajo la línea de flotación del destructor estadounidense.

En un comunicado anterior, la Armada había dicho que los cuerpos de varios marineros fueron encontrados en los compartimentos de atraque del destructor equipado con sistema antimisiles, pero el comandante de la Séptima Flota, el vicealmirante Joseph Aucoin, rehusó decir cuántos.

Se ha suspendido la búsqueda en el mar, dijo en una rueda de prensa en la base naval de Yokosuka.

Aucoin dijo que el USS Fitzgerald podría haber zozobrado o incluso haberse hundido de no ser por los esfuerzos desesperados de la tripulación para salvar el barco de guerra.

“El daño fue significativo. Había un gran corte bajo el agua”, añadió.

“Gran parte de la tripulación estaba durmiendo cuando el destructor colisionó con el buque de contenedores con bandera filipina, destruyendo la cabina del comandante”, dijo.

El Fitzgerald es recuperable, dijo, pero las reparaciones probablemente llevarán meses. “Con suerte menos de un año”, dijo Aucoin.

Aucoin fue preguntado si los daños en estribor del destructor indicaban que el barco estadounidense había tenido la culpa del choque, pero no quiso especular sobre la causa del mismo. Las normas marítimas sugieren que los buques tienen que ceder el paso a los barcos que tienen a estribor.

No quedó claro cómo ocurrió la colisión. “Cuando se complete la investigación, se podrá abordar cualquier tema legal”, había dicho antes un portavoz de la Séptima Flota estadounidense.

Las autoridades japonesas estaban estudiando la posibilidad de que hubiese puesto en peligro el tráfico marítimo por una negligencia profesional, informaron los medios japoneses, pero no estaba claro si eso podría aplicarse a uno o a ambos buques implicados.

La japonesa Nippon Yusen KK, que tenía alquilado el barco de transporte de contenedores ASX Crystal, dijo en un comunicado que “cooperaría plenamente” con la investigación de la Guardia Costera sobre el incidente. Con un desplazamiento o peso de 29.000 toneladas, este barco prácticamente triplicaba el tamaño del barco de guerra estadounidense y transportaba 1.080 contenedores desde el puerto de Nagoya a Tokio.

Ninguno de sus 20 tripulantes, todos filipinos, resultó herido, y el barco no sufrió fugas de carburante, dijo Nippon Yusen.

El portacontenedores llegó el sábado a la bahía de Tokio, en cuyas aguas hay un gran tráfico de buques mercantes que navegan entre los dos principales puertos de contenedores de Japón: Tokio y Yokohama.

 

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *