Servicio electricidad va rumbo al desastre por salida de varias plantas

SANTO DOMINGO.-La salida de 300 megavatios de AES Andrés desde el pasado tres de septiembre no solo ha provocado inestabilidad en el servicio eléctrico, sino también un aumento en el costo de compra de la energía, elevando el subsidio eléctrico que paga el Estado 30 millones de dólares por cada mes que la generadora este fuera.

Una fuente relacionada al sector eléctrico explicó que el reciente aumento de los apagones está asociado a la salida de operación de esa generadora, que dejó de funcionar por la caída de un rayo, “o lo que ellos alegan fuerza mayor”, lo cual tiene un impacto encadenado de repercusiones mayores tanto en costos como en desabastecimiento.

Raíz del problema

La fuente alega que AES Andrés dice que tardará por lo menos dos meses para hacer reparaciones que le permitan entrar el ciclo simple con unos 190 megavatios y que para completar la entrada de los 110 megavatios adicionales, en ciclo combinado, deberá tomarse entre 18 meses y dos años, pues su caldera de vapor y el generador quedaron totalmente destruidos.

No obstante, la empresa AES Dominicana aseguró en un comunicado que la turbina a gas natural de la generadora AES Andrés podría retornar al Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI) entre los días 24 y 30 de este mes, con una inyección entre 110 a 115 megavatios.

En tanto, dice que trabajará en paralelo en soluciones para elevar esta producción hasta los 200 megavatios en el menor tiempo posible. En una tercera vertiente, AES afirma que identificará las opciones más expeditas que logren la total recuperación de la turbina de vapor y retornar la operación regular del ciclo combinado.

Aumento costo energía

Los 300 megavatios de AES Andrés, que están fuera del sistema, eran comprados por contrato a razón de entre 8 a 10 centavos de dólar el kilovatio/hora, lo que indica que ahora las EDE deberán ir al mercado Spot (donde se compra y vende la electricidad de corto plazo) en procura de esa energía a un costo más elevado.

Según una fuente del sector eléctrico, esto tiene un doble efecto negativo, ya que por un lado se compra esa energía más cara y a la vez se presiona el mercado Spot, lo cual hace que el resto de la energía de ese mercado también aumente a un promedio de 16 a 18 centavos de dólar el kilovatio/hora.

Esto puede significar, por el momento, un incremento del subsidio eléctrico por el orden de los 30 millones de dólares mensuales, los cuales se agregan a los 200 millones de dólares en que subirá el subsidio este año por las alzas del petróleo.

En el Presupuesto General del Estado se presupuestó un subsidio para este año de 425 millones de dólares, es decir, que de mantenerse la situación de desabastecimiento actual el subsidio se acercaría a los US$700 millones.

Gravedad situación

La fuente del sector eléctrico sigue explicando que la situación actual empeora por lo siguiente: la generadora Barahora carbón, de 45 megavatios, salió esta semana del sistema por mantenimiento programado, lo cual la tendrá fuera durante 45 días.

A lo anterior se agrega que la Compañía Eléctrica San Pedro de Macorís (CESPM), conocida como Cogentrix, de 300 megavatios, ha anunciado mantenimiento programado de sus unidades a partir de finales de este mes y principios de octubre, lo cual implicará su salida escalonada y en ocasiones total entre octubre y diciembre.

CESPM sacará sus unidades de forma gradual, pero en un período de tres meses tendrá fuera entre 150 y 200 megavatios. Eso sin contar salidas inesperadas de otras unidades, como las de Los Mina V y VI por desabastecimiento de gas natural en determinados momentos, a causa de la situación en AES Andrés, donde también opera la terminal de gas natural.

Todo lo anterior indica que a partir de octubre el sistema sufrirá un serio desabastecimiento de energía, con los consecuentes aumentos del subsidio y mayor cantidad de apagones en frecuencia y duración.

Alternativas

Las autoridades del sector analizan varias alternativas, como las siguientes: despachar energía de plantas con alto costo como San Felipe (170 megavatios) y las turbo gas de EGE Haina (90 megavatios), lo cual podría compensar en parte con un aporte de unos 260 Mw de elevadísimo costo.

En forma adicional, AES Andrés está gestionando una negociación con Seaboard (106 megavatios) para comprarle su energía y colocarla en línea mientras termina la primera parte de sus reparaciones, con lo que estaría cumpliendo parte de su compromiso contractual de suministro.

El Día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *