Físicos advierten que el fenómeno El Niño podría golpear a finales de 2020

Los físicos han advertido que existe una probabilidad de 80% de que se produzca otro ciclo de El Niño, que podría ocurrir en la región del Pacífico a finales de 2020.

Esto es según físicos alemanes e israelíes de la Universidad Justus Liebig de Giessen (JLU), el Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK) y la Universidad de Bar-Ilan (BIU).

Según un comunicado de BIU, el método de predicción desarrollado por los físicos se basa en un algoritmo que se apoya en un análisis en red de las temperaturas del aire en la región del Pacífico, y aunque los modelos comúnmente utilizados no muestran actualmente ningún signo de una próxima tormenta, los investigadores predicen que El Niño ocurrirá a finales de 2020.

“Este algoritmo predijo correctamente los dos últimos eventos de El Niño (en 2014 y 2018) con más de un año de anticipación”, subrayó BIU.

En una entrevista con The Jerusalem Post, el Prof. Shlomo Havlin, físico israelí ganador del Premio BIU, que participó en el desarrollo del algoritmo, explicó que “El Niño afecta el clima global y altera los patrones climáticos normales, lo que como resultado puede llevar a tormentas intensas en algunos lugares y sequías en otros”.

“Esto incluye sequías en partes de África, Sudamérica, Australia e Indonesia, redes de pesca vacías y lluvias torrenciales en Perú, más lluvias en California, huracanes en el Atlántico y monzones en India”, dijo. “El Niño puede ocurrir a intervalos irregulares alrededor de la Navidad [con] un ciclo que dura alrededor de un año”.

Cuando se le preguntó cómo podría afectar esto a los patrones climáticos en Israel, Havlin dijo que “El Niño influye en los patrones de lluvia durante nuestro invierno”, añadiendo que allí podría causar “lluvias y corrientes superiores a la media en el norte de Israel durante”.

Al explicar cómo funciona el algoritmo, Havlin dijo que “este novedoso enfoque de red climática es muy prometedor para mejorar la predicción de El Niño”.

“En lugar de analizar las temperaturas en un lugar local del Pacífico, analizamos los cambios en la red climática mundial”, dijo.
El físico de la JLU, Armin Bunde, que inició el desarrollo del algoritmo junto con su ex estudiante de doctorado Josef Ludescher, dijo en una declaración que “los métodos convencionales son incapaces de hacer un pronóstico confiable de El Niño con más de seis meses de anticipación”.

“Con nuestro método, hemos duplicado aproximadamente el tiempo de alerta anterior”, subrayó Bunde.

Ludescher, que ahora está en el PIK, enfatizó que también habían pronosticado la ausencia de otro fenómeno de El Niño en 2019 a finales del año pasado. Sólo a partir de julio los pronósticos oficiales coinciden con los nuestros”.
El equipo está actualmente expandiendo el algoritmo para poder pronosticar la fuerza y duración del fenómeno climático en el futuro.

Hans Joachim Schellnhuber, director emérito de PIK, destacó que esta combinación de datos de medición y matemáticas “nos da una visión única y la ponemos a disposición de las personas afectadas”.

Señaló que el método de predicción no ofrece una certeza del 100%. “La probabilidad de ‘El Niño’ en 2020 es de alrededor del 80%. Pero eso es bastante significativo”.

Según BIU, los físicos utilizaron “una red de datos de temperatura atmosférica en el Pacífico tropical que consiste en 14 puntos de cuadrícula en el área central de ‘El Niño’ ecuatorial, y 193 puntos en el Pacífico fuera de esta área central”.

“Los físicos habían descubierto que ya en el año anterior a la erupción de un ‘El Niño’, el efecto de teleconexión entre las temperaturas del aire dentro y fuera de la zona núcleo se hace considerablemente más fuerte”, dijo. “En particular, usaron este efecto para optimizar su algoritmo de predicción”.

Havlin dijo al Post que, entre otras cosas, tales pronósticos a largo plazo son “relevantes, por ejemplo en la planificación de la agricultura” y pueden ayudar a los agricultores a prepararse y ajustar su siembra en consecuencia.

El método de predicción fue publicado por primera vez en 2013 en un artículo en “Proceedings of the National Academy of Sciences”.

Los físicos disponían de datos fiables del período comprendido entre principios de 1950 y finales de 2011 para sus investigaciones.

“El período entre 1950 y 1980 sirvió como fase de aprendizaje para determinar los umbrales de alarma. Con la ayuda de este algoritmo, los eventos de ‘El Niño’ pudieron entonces predecirse y compararse con los eventos reales”, dijo la universidad. “En el 80% de los casos, la alarma fue correcta y el evento de ‘El Niño’ pudo ser predicho con precisión el año anterior”.

israelnoticias.com/internacional/fisicos-fenomeno-nino-finales-2020/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × tres =