Estudio científico revela los cambios que tiene el organismo con el ayuno intermitente

La investigación analizó a 12 voluntarios sanos que realizaron dicha dieta durante una semana solo con agua. Se monitorearon los niveles de 3000 proteínas en la sangre. Conocé los resultados.

Una investigación publicada en la revista ‘Nature Metabolism’ reveló algunos avances en la compresión de los efectos del ayuno intermitente en el organismo, destacando cambios moleculares durante largos períodos sin ingerir alimentos.

El estudio científico fue realizado por investigadores del Instituto de Investigación Universitaria Precision Healthcare de la Universidad Queen Mary (Londres) y la Escuela Noruega de Ciencias del Deporte.

Según informó ‘ABC Salud‘, la investigación analizó a 12 voluntarios sanos que realizaron un ayuno de 7 días solo con agua. Fueron monitoreados para registrar los cambios en los niveles de aproximadamente 3000 proteínas en la sangre, antes, durante y después del ayuno.

Luego de identificar las proteínas involucradas en la respuesta del organismo, los científicos pudieron predecir posibles resultados de salud del ayuno prolongado, integrando información genética de estudios a gran escala.

Claudia Langenberg, directora del Instituto de Investigación Universitaria de Salud de Precisión de Queen Mary, explicó que por primera vez se pudo ver lo que sucede a nivel molecular en el cuerpo cuando se practica un ayuno intermitente.

«Las dietas populares que incorporan el ayuno intermitente, afirman tener beneficios para la salud. Nuestros resultados proporcionan evidencia de esos beneficios, pero solo se hicieron visibles después de 3 días de restricción calórica total«, sentenció Langenberg.

Los resultados que arrojó la investigación al ayuno intermitente

– Alteraciones en proteínas neuronales: en proteínas que forman la estructura de soporte de las neuronas en el cerebro.

– Cambio de fuentes de energía: en los primeros dos o tres días de ayuno, el cuerpo cambió sus fuentes de energía de glucosa a grasa almacenada.

– Cambios en los niveles de proteínas: tras tres días de ayuno, se observaron cambios significativos en los niveles de proteínas, que indicaron una respuesta integral del cuerpo a la restricción calórica completa.

– Mantenimiento de peso post-ayuno: después de tres días de reintroducción alimentaria, el peso se mantuvo estable. La pérdida de masa magra se revirtió casi por completo, pero permaneció la masa grasa.

– Pérdida de peso: los voluntarios perdieron un promedio de 5,7 kg de masa grasa y masa magra.

canal26.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 13 =