Rusia busca reeditar la táctica de Azovstal para forzar la rendición de Azot

Inteligencia de EEUU ayudó a Ucrania a apuntar a los generales rusos

Moscú/Kiev, 11 jun (EFE).- Rusia mantiene el bloqueo a las fuerzas ucranianas en la planta Azot de Severodonetsk, en un intento de reeditar su táctica de la acería de Azovstal en Mariúpol y quebrar la voluntad de los defensores del último bastión ucraniano en la región de Lugansk.

“En Azot se encuentran ahora bloqueados cerca de 300 a 400 combatientes ucranianos. Están concentrados cerca de la primera entrada del combinado químico”, informó hoy en su cuenta de Telegram el “embajador” en Rusia de la región separatista, Rodión Miroshnik.

El gobernador de la región de Lugansk, Serhiy Gaidai, aseguró que el objetivo de los militares ucranianos radica en “controlar la zona industrial de Severodonetsk y destruir al Ejercito ruso en la ciudad”.

SALIDA DE CIVILES Y RENDICIÓN DE AZOT

Sin embargo, el representante prorruso afirmó haberse puesto en contacto con los militares ucranianos y afirmó que en estos momentos se negocia la salida segura de civiles refugiados en la fábrica.

Miroshnik estimó que en Azot podrían permanecer hasta 500 civiles “que se escondieron de los bombardeos en los refugios de la fábrica”.

“Hay más civiles, pero están en otras partes de la fábrica”, añadió.

La víspera, el representante prorruso afirmó que “un reducido grupo de formaciones ucranianas en el territorio de la empresa química Azot ya no puede abandonar sus instalaciones. Todas las rutas de escape están cortadas”.

Miroshnik afirmó que los militares ucranianos “intentan poner condiciones, que les den la posibilidad de abandonar el combinado químico junto a los rehenes y se les garantice un corredor hacia Lisichansk”.

“Estas exigencias son inadmisibles y no se discutirán”, dijo.

Según el prorruso, se garantizará la vida y el trato digno a los militares ucranianos que se rindan, en correspondencia con las normas internacionales, “si ellos sueltan a los rehenes, cesan la resistencia y se entregan sin condición alguna”.

COMBATES “FEROCES” EN UCRANIA

Y es que la situación en Severodonetsk la situación continúa tensa, según admitió el mando ucraniano, al reconocer que el Ejercito ruso “tiene éxito parcial” y se ha afianzado en las afueras de la ciudad, al norte de la aldea de Orikhovo, donde “continúa las operaciones”.

El propio presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, volvió a describir este sábado como “muy feroz” la lucha en el Donbás con el ejército ruso, al que acusó de querer destruir todas las ciudades de esa región oriental ucraniana.

“Repito estos nombres todos los días: Severodonetsk, Lysychansk, Bajmut, Sloviansk, muchos, muchos otros”, dijo.

Zelenski denunció “las ruinas en ciudades que alguna vez fueron felices, rastros negros de incendios, cráteres de explosiones: esto es todo lo que Rusia puede dar a sus vecinos, Europa y el mundo”.

MÁS ARMAS PARA UCRANIA

El mandatario agregó que las tropas ucranianas están haciendo todo lo posible para detener la ofensiva de los ocupantes, al insistir en su petición de armamento pesado y artillería moderna a sus socios, al reiterar que el futuro de Europa dependerá de los resultados de este conflicto.

Ell estadounidense Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) constató que “los funcionarios ucranianos están incrementando la urgencia de sus solicitudes de sistemas de armas más sofisticadas de Occidente en medio de informes sobre la creciente superioridad de la artillería rusa”.

“Las tropas ucranianas están atrapadas en ‘duelos de artillería’ en los frentes críticos y están en clara desventaja”, alertó el Centro, que citó al subcomandante de la dirección principal de Inteligencia de Ucrania (GUR), Vadym Skibitsky, según el cual la artillería rusa supera a la ucraniana en proporción de 15 a 1.

SLOVIANSK, EL PRÓXIMO OBJETIVO

Los combates más intensos tienen lugar en la región del Donbás, donde los rusos buscan el control total de Lugansk y ya avanzan por el sur y el norte hacia Sloviansk y Kramatorsk, según reconoció el mando ucraniano en su parte.

“El enemigo se enfoca en los preparativos del ataque de Sloviansk y avanza en la dirección de Pasika y Bogorodichne. Tiene éxito en los propósitos de afianzarse en el noroeste de Bogorodichne”, señaló el Ejército ucraniano.

Según el mando ucraniano, las tropas rusas se reagrupan y reponen sus abastecimientos en la región de Limán con la mirada puesta en Sloviansk, el bastión ucraniano de Donetsk en el que comenzó la sublevación prorrusa en 2014.

Las tensiones continúan en otros sectores de la línea del frente: las fuerzas rusas castigaron con su artillería las posiciones ucranianas en la región de Sumy, en el norte del país, mientras que en la región de Járkov no dejan avanzar al Ejército ucraniano en dirección a la frontera de Rusia.

Al sur de Sloviansk y Kramatorsk, en las cercanías de las localidades de Avdiivka, Kurakhiv, Novopavliv y Zaporizhzhya, “el enemigo utiliza activamente sus aviones y su artillería para inmovilizar nuestras tropas e impedir el envío de reservas a otras zonas”, constató el mando ucraniano.